Inician polémica obra en la Isla de los Museos de Berlín | Europa | DW | 18.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Inician polémica obra en la Isla de los Museos de Berlín

La Isla de los Museos de Berlín, uno de los complejos museísticos más famosos del mundo, dio el primer paso para la construcción de un nuevo patio central marcada por las polémicas y los retrasos en el plan original. La llamada Galería James-Simon servirá como nuevo acceso al complejo de cinco museos declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El espacio de 4.600 metros cuadrados incluirá comercios, cafés y puestos de venta de entradas. Pero la obra viene rodeada de controversia. La inauguración prevista se retrasó tres años hasta 2017 y el miércoles se supo que el presupuesto se elevó hasta los 100 millones de euros (130 millones de dólares), unos 30 millones de euros más de lo previsto. "No quiero ocultar que esto nos preocupó y nos preocupa", admitió el presidente de la Fundación de Patrimonio de Prusia que gestiona el complejo, Hermann Parzinger, durante el acto en el que se colocó la piedra fundacional de la nueva galería. Las principales causas que obligaron a modificar el calendario y el presupuesto originales fueron los errores cometidos por la compañía a la que se encargó primero la obra y los problemas en el terreno, justificó Parzinger. La nueva galería diseñada por el célebre arquitecto británico David Chipperfield lleva el nombre de James Simon (1851-1932), comerciante judío al que Berlín le debe muchos de sus más valiosas obras de arte, incluyendo el busto de Nefertiti. El proyecto está a cargo de la Fundación de Patrimonio de Prusia, aunque los fondos provienen del Estado. Está previsto que unos tres millones de visitantes pasen por la nueva galería cada año. DPA

Publicidad