Ingreso de Croacia a la UE: “Sí, pero…” | Europa | DW | 27.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ingreso de Croacia a la UE: “Sí, pero…”

Croacia pertenece a la Unión Europea por su situación geográfica, pero sería mejor si todos los estados de la Ex Yugoslavia pudieran entrar al mismo tiempo a la comunidad europea, opina Bernd Riegert.

Por supuesto que Croacia, debido a su ubicación geográfica e historia, forma parte de Europa. Como todos los otros países balcánicos, también Croacia debe pertenecer a la UE. Los ciudadanos de Croacia necesitan una perspectiva europea, y eso es lo que prometió una y otra vez la Unión Europea, además de garantizarlo en un acuerdo vinculante. Ahora llega el momento, pero es realmente el 1º de julio de 2013 el momento correcto para su ingreso a la UE.

Bernd Riegert, de Deutsche Welle.

Bernd Riegert, de Deutsche Welle.

Los hechos objetivos dicen que no. A pesar de duros procesos de adaptación, ni la Justicia ni el aparato policial de Croacia se hallan aún al mismo nivel de otros países europeos. El problema del crimen organizado y la corrupción podría ser aún mayor de lo que es en Rumania y Bulgaria.

En cuanto a su economía, Croacia es un país en crisis. Su economía se retrae; su déficit es el doble de lo que determina el Pacto Europeo de Estabilidad. El desempleo juvenil alcanza un 40 por ciento. Se podría argumentar que Croacia, como miembro de la UE, es capaz de enfrentar dichos problemas, y eso podría ser cierto, dado que los recursos que recibe Croacia de Bruselas se incrementarán, naturalmente, cuando ese país ingrese a la comunidad europea. Pero es difícil entender por qué la Unión Europea acepta la entrada de otro país en crisis, que se suma a Chipre, Grecia, España, Portugal e Irlanda.

Hasta ahora nunca se debatió si la Unión Europea está en condiciones, de momento, de ampliar su número de miembros. Con el ingreso de Croacia también crece el peligro de que antiguos conflictos con los otrora enemigos de guerra y las tensiones étnicas sean “exportados” a la UE. Por el momento, reina la paz, pero, en el futuro, Croacia, como miembro de la Unión Europea, podría tratar de obstaculizar a Serbia, otro candidato al ingreso. Hubiese sido mejor garantizar el ingreso a la UE de ambas repúblicas de la ex Yugoslavia al mismo tiempo. De ese modo, se podrían haber zanjado los conflictos, por ejemplo, en Bosnia-Herzegovina, o entre Serbia y Kosovo antes de que Croacia forme parte de la comunidad europea. En poco tiempo Croacia será parte de la UE, eso ya no se discute, pero aún está por verse si su ingreso resulta beneficioso para la UE a largo plazo.

Autor: Bernd Riegert (CP)

Publicidad