Ingeniería genética contra el dengue | Eurodinámica | DW | 24.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Ingeniería genética contra el dengue

No es inédito el uso de mosquitos transgénicos en la lucha contra esta enfermedad tropical. Sí lo es, en cambio, un enfoque aplicado experimentalmente por científicos de Estados Unidos, Francia y Tailandia.

Escuche el audio 05:00
Now live
05:00 minutos

La lucha contra el dengue

En 2013 se han reportado cerca de 1,4 millones de casos de dengue en América Latina. Por ello, la Organización Panamericana de la Salud considera que el presente es un año “epidémico” en cuanto a la expansión de esta enfermedad en la región.

El fenómeno es especialmente delicado en países como Honduras, que en julio pasado se vio en la necesidad de decretar emergencia nacional debido a la epidemia de dengue, con 15 personas fallecidas.

El dengue es una enfermedad tropical que llega a afectar a unas 100 millones de personas en todo el mundo, cada año. Se la considera endémica en más de 100 países. Pero el cambio climático ocasiona que el dengue llegue ahora a latitudes con climas más templados. Por eso se busca en distintas partes del mundo soluciones para evitar una mayor propagación del mal. Las investigaciones arrojan nuevos resultados.

Novedoso enfoque

Un estudio realizado por científicos franceses y tailandeses señala que el dengue es transmitido gracias a una interacción genética, hasta ahora desconocida, entre los mosquitos de la especie “Aedes aegypti”, que son el vehículo de transmisión, y el virus de la enfermedad.

El científico tailandés Alongkot Ponlawat.

El científico tailandés Alongkot Ponlawat.

Dice al respecto el doctor Louis Lambrechts, uno de los especialistas que dirige el proyecto de investigación: “Teníamos evidencia de que dicha interacción genética ocurría, pero nunca había sido detectada dentro de los cromosomas de los mosquitos. Actualmente tenemos una idea, aunque muy vaga, acerca de dónde transcurren dichas interacciones”.

En otras palabras, hay mosquitos que debido a su configuración genética son especialmente vulnerables ante ciertas cepas del virus. Los científicos esperan que su descubrimiento ayude a desarrollar, a través de ingeniería genética, especies de mosquitos más resistentes, que no sirvan como transmisores del dengue.

Ya se realizan los experimentos correspondientes, agrega el experto: “Algunas personas ya han desarrollado mosquitos transgénicos. Basado en nuestros conocimientos, pueden hacerse procedimientos de ingeniería genética para crear mosquitos refractarios a la infección.”

Proyecto a futuro

Su colega Alongot Ponlawat, del Instituto de Investigación Médica del Ejército de Tailandia, señala algunos problemas que ya surgen en la potencial aplicación de esta estrategia contra el dengue:

“Muchos científicos experimentan procedimientos genéticos para combatir el dengue. Pero en algunos países está prohibido liberar mosquitos transgénicos. Aún sin tales obstáculos, tardaríamos más de 10 años en poder implementar una estrategia óptima para poder controlar la posible transmisión a través de estos mosquitos.”

Este proyecto se lleva a cabo gracias a la colaboración de organismos estadounidenses y tailandeses con el Instituto Louis Pasteur, de París. A través de él se logra en Tailandia la cría de 20,000 ejemplares femeninos de mosquitos transgénicos, por semana.

Estrategia combinada

Otro procedimiento experimental contra el dengue consistiría en desarrollar vacunas muy avanzadas que inmunizaran a los seres humanos y, al mismo tiempo, también a los mosquitos, dice Lambrechts.

Liberación de mosquitos transgénicos en Brasil.

Liberación de mosquitos transgénicos en Brasil.

“Los mosquitos se alimentan de sangre humana. Si desarrollamos una vacuna que bloquee la transmisión y que llegue al mosquito a través de la sangre humana, podríamos interrumpir el ciclo de transmisión al momento en que los mosquitos se alimentan”.

La primera vacuna de este tipo podría ser autorizada el año próximo. Los científicos afirman que, pese a estos avances, la mejor manera de combatir la expansión del dengue en el mundo radica en un enfoque que combine varias estrategias.

Del mismo modo, en Brasil se ha experimentado también con mosquitos transgénicos, pero con otro enfoque destinado a volverlos más vulnerables, como hemos informado en nuestra página.

La participación de la población sigue siendo fundamental; por ejemplo, al mantener cerrados grandes recipientes de agua destinada al uso doméstico.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema