Influyente clérigo presta respaldo a nuevo primer ministro iraquí | El Mundo | DW | 15.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Influyente clérigo presta respaldo a nuevo primer ministro iraquí

El ayatolá Ali al Sistani llamó a todas las facciones del país a apoyar a Haidar al Abadi y al Ejército a luchar bajo la misma bandera.

Tras la renuncia del ex primer ministro iraquí Nuri al Maliki, un fuerte apoyo recibió este viernes (15.08.2014) el nuevo jefe de gobierno de Irak, Haidar al Abadi, luego de que el influyente ayatolá Ali al Sistani le manifestara su respaldo y llamara a todas las facciones del país a unirse tras el nuevo líder, al tiempo que exigía al Ejército que combatiera a la insurgencia bajo la misma bandera.

Las declaraciones de Al Sistani se conocieron durante el tradicional sermón de los viernes en la ciudad de Kerbala. Allí señaló que era necesario “cumplir los requisitos constitucionales en los tiempos establecidos” y alertó que “el deterioro de la vida política entre los iraquíes dentro de Irak y con otros países convierte en una urgencia la necesidad de cambiar posiciones y puestos en el Estado”.

Al Maliki, Al Abadi y otros políticos iraquíes al momento de la renuncia del primero.

Al Maliki, Al Abadi y otros políticos iraquíes al momento de la renuncia del primero.

Asimismo, pidió “abrir nuevos horizontes” para que sea posible adoptar una visión diferente para salvar el país de los peligros del “terrorismo, de la guerra civil y de la división nacional”. También apuntó que ahora es más importante que nunca tener un gobierno fuerte, capaz de corregir los errores del pasado, en una velada crítica al primer ministro saliente, Nuri al Maliki, acusado de azuzar las divisiones sectarias en Irak.

Al Abadi llama a la unidad

Los discursos del religioso chiita son seguidos con atención por millones de iraquíes y posee una autoridad que pocos –o ninguno– políticos se atreverían a contradecir. Al Sistani también hizo un llamado al Ejército, señalando la importancia de que “la bandera iraquí sea el estandarte a elevar sobre sus tropas y unidades”, y pidió “evitar el uso de cualquier fotografía u otros símbolos”.

El nuevo primer ministro, en tanto, prometió que trabajará por la unidad nacional para hacer frente a la insurgencia islamista y a los demás problemas que afectan al país. “Confirmo mi compromiso con dar espacio a todo el espectro del pueblo y con unir a los iraquíes. La actual situación demanda que adoptemos una nueva estrategia”, señaló, en referencia a los avances del grupo radical Estado Islámico (EI).

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda

Publicidad