Incertidumbre en Cataluña ante la sesión de investidura | Europa | DW | 30.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Incertidumbre en Cataluña ante la sesión de investidura

Carles Puigdemont ha alegado ante el Tribunal Constitucional que no necesita autorización judicial para ser investido. Aún no se sabe si el Parlamento de Cataluña celebrará la sesión de investidura.

Belgien Brüssel Roger Torrent und Carles Puigdemont (Getty Images/AFP/E. Dunand)

El líder del Parlamento Catalán, Roger Torrent, reunido con Carles Puigdemont en Bélgica.

El Tribunal Constitucional de España se reunirá el martes (30.01.2017) para responder a la reciente solicitud de Carles Puigdemont de dejar sin efecto la prohibición que emitió la institución judicial en contra de su investidura a distancia como jefe de gobierno de Cataluña.

El Constitucional acordó el pasado sábado (27.01.2018) que Puigdemont no puede ser investido como presidente de la Generalitat si no es de manera presencial, por lo que prohíbe que el debate y la votación se celebren por medios telemáticos o por la sustitución por otro parlamentario.

Tampoco permite una investidura "sin la pertinente autorización judicial, aunque comparezca personalmente en la Cámara, si está vigente una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión".

Los diputados de la formación Junts per Catalunya (JxCat) sostienen en su recurso que las medidas adoptadas "vulneran derechos fundamentales", dado que no han sido solicitadas por ninguna de las partes, e "invaden la autonomía del Parlament" y la "competencia exclusiva de la Mesa" de la Cámara catalana en la aplicación e interpretación de su reglamento.

Por su parte, Puigdemont ha alegado que no necesita autorización judicial para ser investido y que puede ejercer todos los derechos que son inherentes a su condición de diputado.

El ex presidente catalán envió también una carta al presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, pidiendo "amparo" y que adopte "las medidas necesarias para salvaguardar los derechos y prerrogativas del Parlament".

El Constitucional advirtió a Torrent el sábado de que podría incurrir en responsabilidades penales si no acata la prohibición de investir a distancia a Puigdemont. Sin embargo, Torrent no ha dicho que hará, de modo que aún no se sabe si la sesión de investidura del martes en el Parlamento de Cataluña será suspendida, si se celebrará y, de celebrarse, si se hará con Puigdemont como candidato o no.

Tampoco se ha esclarecido si el líder independentista, quien se encuentra en Bélgica desde finales de octubre para evitar ser detenido en España, regresaría a territorio español para asistir dicha sesión.

El Gobierno de España ha mantenido su firme postura en el caso. "Un señor fugado de la Justicia, que ha pretendido unilateralmente liquidar la soberanía y unidad nacional, no puede ser presidente de nada", dijo este lunes el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista.

Ante las dificultades del nombramiento de Puigdemont, parte del independentismo ha sugerido en los últimos días buscar un candidato alternativo que no tenga cuentas pendientes con la Justicia, algo que el Gobierno español ha apoyado.

No obstante, el movimiento independentista llamó a la ciudadanía a manifestarse "masivamente" y "de forma no violenta" el martes junto al "Parlament" para "defender el derecho de Puigdemont a ser investido presidente".

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad