Incendios de coches en Berlín: ¿acciones de extrema izquierda? | Alemania | DW | 19.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Incendios de coches en Berlín: ¿acciones de extrema izquierda?

Las calles de Berlín continúan en llamas: la pasada noche fueron incenciados nuevamente coches estacionados en las calles. ¿Se trata de simples vándalos o de acciones de grupos de extrema izquierda?

Alarma por los incendiarios de coches

Alarma por los incendiarios de coches

Más de 300 vehículos fueron pasto de las llamas en la capital desde comienzos de año, 35 de ellos durante varias noches seguidas. La alarma crece entre políticos, expertos y medios de comunicación. El Ministro del Interior de la ciudad-Estado de Berlín, Ehrhart Körting (SPD) responsable de la seguridad de la capital alemana, puede comprender la ira de los vecinos y propietarios de coches, que se dirige en parte hacia la pasividad de los políticos y fuerzas de seguridad. Se trata de hechos delictivos difíciles de resolver, explica Körting: “En realidad son unos cuantos delincuentes que se mueven por la ciudad incendiando un coche tras otro.” Por ello resulta tan difícil detenerlos.

La seguridad importa en la batalla electoral

Ehrhart Körting, ministro de Interior de la ciudad-Estado de Berlín

Ehrhart Körting, ministro de Interior de la ciudad-Estado de Berlín

“Se ha incrementado el número de agentes de civil y uniformados que vigila por las noches”, subraya Körting. El socialdemócrata reprocha al Gobierno de Berlín haber capitulado ante los vándalos. Hay incluso un helicóptero que lucha contra los pirómanos tomando desde el aire imágenes en alta resolución e informando a los agentes que están en tierra. Con ayuda de esta técnica, ya se ha detenido a grafiteros y ladrones de metal. Sin embargo, se anhela algún éxito en la lucha contra los vándalos de coches.

La oposición responsabiliza de este problema no resuelto a la coalición de izquierda y socialdemócratas que lleva diez años en el poder. El Senado ha recortado demasiado personal de la policía, a costa de la seguridad, dicen siempre. Y de nuevo se escucha este reproche. A mediados de septiembre, los berlineses eligen un nuevo Parlamento y la seguridad juega un papel importante en la batalla electoral.

Un incendiario ya fue juzgado

Frank Henkel, candidato democristiano, recuerda al popular e internacionalmente conocido alcalde actual Klaus Wowereit, la responsabilidad del Estado en materia de seguridad de los ciudadanos: "¿Cuánto tiempo va a continuar el Senado esperando pasivamente de brazos cruzados?“, se pregunta Henkel. "¿Aguardará hasta que se formen patrullas ciudadanas?

Körting advierte de inmediato que no se debe cuestionar el monopolio estatal de la violencia ni dejar de confiar en la policía. De hecho, hace unos meses sus agentes se apuntaron un tanto. A mediados de mayo detuvieron a un pirómano, al que se incautaron publicaciones de extrema izquierda, así como manuales para prender fuego. El sospechoso fue condenado a 22 meses de libertad condicional.

Simpatías en el entorno de la extrema izquierda

Es obvio suponer que pudiera tratarse de acciones que tienen que ver con el entorno de la extrema izquierda, pues casi siempre han atacado coches caros de barrios cuyas casas han sido modernizadas y transformadas en lujosas propiedades. Se pueden encontrar en Internet textos que abiertamente simpatizan con la quema de coches caros. Solo cabe especular si se trata de un grupo organizado. El Presidente de la Federación de Sindicatos de Policía de Alemania, Rainer Wendt, prefiere no generalizar: “Solo se puede suponer que los delincuentes proceden del ámbito de la extrema izquierda. Podría tratarse también de gente que imita a otros criminales. Dependemos de la ayuda de la población para localizarlos”, apela el policía a los berlineses. “Deben informar de cualquier comportamiento sospechoso de desconocidos”.

Se ofrecen varios miles de euros de gratificación para aquella persona que proporcione alguna pista que conduzca a la policía a detener a los autores. Una foto de los vecinos llevó a la detención del incendiario de 43 años que ya fue juzgado. La rápida intervención policial sirvió para impedir que el vehículo se quemara por completo, pero este caso fue una excepción. Por lo normal, los vehículos quedan arrasados.

Político del SPD: "Pasos previos al terrorismo"

El representante socialdemócrata en el Bundestag y experto en política interior Dieter Wiefelspütz describe estos actos como “pasos previos al terrorismo“. También la RAF (Fracción del Ejército Rojo) comenzó incendiando en los años 70”, dijo el político al periódico sensacionalista “Bild”. Este grupo asesinó hasta comienzos de 1990 a numerosos altos cargos de la política y la economía.

Antes quemaban solo coches de lujo

Jan Delay, conocido cantante de hip-hop, reggae y soul de Hamburgo, muestra cierta comprensión por los hechos. “Quemar coches es agitar”, argumenta Delay, en cuya ciudad ya se han quemado este año casi 200 coches. En Hamburgo hay, como en la capital, un arraigado panorama de izquierdas, que lucha activamente contra el "aburguesamiento", así como contra lo que consideran cambios poco sociales en algunos barrios.

Christian Pfeiffer piensa que un punto de referencia de lo que ocurre en Berlín está en los recientes disturbios ocurridos en Gran Bretaña. Los incendiarios de Berlín pudieran sentirse estimulados por la violencia juvenil en Londres y otras ciudades inglesas. Hace poco incendiaron tranvías en la calle y saquearon comercios, por lo que se convirtieron en el centro de atención mundial. “Y eso es lo que quieren los autores: para lograr visibilidad pública, hay que llevar adelante diversas acciones“, dice el criminólogo.

La suposición de Pfeiffer es solo una entre las muchas posibles explicaciones. Sus argumentos se basan en una observación: a diferencia de años anteriores, en Berlín ya no solo se queman coches de lujo, sino también de clase media. Y en barrios en los que no se observan ni movimientos inmobiliarios especulativos ni alquileres que tiendan a subir.

Autor: Marcel Fürstenau/María Santacecilia
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad