Incendio en Sao Paulo: penosa situación habitacional | Brasil en DW | DW | 02.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

Incendio en Sao Paulo: penosa situación habitacional

La seguridad del edificio que se incendió en Sao Paulo ya había sido cuestionada en 2015, pero organismos públicos decidieron que no había ningún riesgo.

La fiscalía del Estado de Sao Paulo abrió este martes (1.5.2018) la investigación sobre las causa del incendio en el edificio Wilton Paes de Almeida en Sao Paulo, así como la verificación de los informes técnicos realizados por los organismos públicos responsables del mantenimiento del edificio.   

La decisión fue tomada tras el incendio y derrumbamiento de este edificio de 24 plantas en la madrugada del martes. El edificio estaba ocupado por 120 familias. Un accidente doméstico, causado por la explosión de una bombona de gas o de una olla de presión,  es la principal hipótesis de la causa del desastre.

El 24 de agosto 2015, la Fiscalía de Vivienda y Urbanismo ya había concluido una inspección para determinar la posible existencia de riesgos en la construcción, pero el documento final acabó enterrado en los archivos. Ahora, la Fiscalía del Estado informó que reabrió el caso en virtud de los "gravísimos hechos ocurridos".

Esa inspección sobre posibles riesgos de seguridad había durado dos años y siete meses. Varios organismos públicos, entre ellos los bomberos, llegaron a la conclusión de que no había riesgos concretos que demandasen una intervención.

La reapertura de la investigación ocurre tras divulgarse un documento de la propia Fiscalía del 16 de marzo. En el consta que la investigación del 2015 fue cerrada y archivada tras recibir un informe de la Defensa Civil, según el cual "no se constataron anomalías que implicasen riesgos en aquel edificio, aunque la instalación eléctrica no cumpliera las normas, así como tampoco el sistema de protección contra incendios." 

Escombros del edificio derrumbado en Sao Paulo.

La policía aún buscaba víctimas entre los escombros.

El alcalde admite errores

El alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, admitió este martes, que según la evaluación del ayuntamiento, el edificio no ofrecía las condiciones necesarias y adecuadas para ser habitado. Dijo que solo en 2018 se realizaron seis reuniones entre la Secretaría Municipal de Vivienda y los residentes del edificio que se derrumbó, con el fin de negociar una desocupación. 

"La gente sabía que aquel no era un lugar adecuado y que algo podría suceder", dijo el alcalde. Sin embargo, a los ocupantes no se les ofreció una opción habitacional, sino solo la posibilidad de recibir ayuda de alquiler y la inserción en las listas de espera para obtener una vivienda.

Falta de vivienda

Según el alcalde, la Defensa Civil inspeccionará en los próximos 45 días cerca de 70 edificios ocupados en el centro de Sao Paulo que albergan alrededor de 4.000 familias. El objetivo es identificar si los lugares presentan riesgos. 

El gobernador de Sao Paulo, Marcio Franca, habló de "una tragedia anunciada" por las malas condiciones en las que estaba el edificio. Al mismo tiempo subrayó que hay "batallas judiciales" para intentar retirar a las personas que viven en ese tipo de edificios. "Este tipo de inmueble es inhabitable. Gracias a Dios, hoy logramos llegar a tiempo, pero no siempre será el caso", dijo el gobernador.

Según el ayuntamiento de Sao Paulo faltan más de 360 mil unidades habitacionales en el municipio.

Autor: Alex Schossler (GG)

DW recomienda