Incendio destruye milenaria ciudad tibetana en China | El Mundo | DW | 11.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Incendio destruye milenaria ciudad tibetana en China

Se desconocen las causas de la tragedia y no habría víctimas fatales, aunque sí cientos de casas destruidas y obras de incalculable valor perdidas para siempre.

Nada menos que 1.300 años de antigüedad reducidos a cenizas, 2.600 personas evacuadas y más de 240 viviendas destruidas es el resultado de un incendio que azotó a la ciudad tibetana de Dukezong, situada en el suroeste de China, y cuyas causas todavía se desconocen, según los primeros reportes de las autoridades. El que la mayoría de las casas fueran de madera ayudó a la rápida propagación de las llamas.

El incendio comenzó en el casco viejo de la ciudad en la madrugada de este sábado (11.01.2014). En su combate participaron más de 2.000 bomberos, policías, soldados y voluntarios, quienes debieron enfrentar también los peligros de los fuertes vientos. Después de varias horas de lucha, el siniestro finalmente pudo se controlado. El espectáculo era desolador: casas y locales comerciales arrasados.

No existe constancia de víctimas fatales y las autoridades descartan que el origen del fuego fuera intencional, como ha ocurrido en varios incendios declarados en los últimos meses en los monasteriores de las zonas tibetanas de China. La agencia Xinhua confirmó que entre las pérdidas causadas por esta tragedia se encuenttran reliquias culturales y obras tibetanas de incalculable valor.

La destrucción fue casi total.

La destrucción fue casi total.

Llamas arrasaron con todo

“Cuando se originó el incendio, aunque muchos de nosotros corrimos a ayudar desde un primer momento, las condiciones de sequía y la velocidad del fuego hicieron que se propagara rápidamente en todas direcciones”, señaló un informe publicado por el Gobierno de Yunnan en su página web oficial, que cita a funcionarios del condado. En Internet circulan imágenes donde es posible apreciar la destrucción que sufrió el municipio de la localidad, por ejemplo.

Dukenzong es una de las ciudades tibetanas más antiguas y mejor conservadas de la región y destino habitual de los turistas. Conocida como la “ciudad de piedra blanca” o la “ciudad de luz de luna”, estuvo situada en el itinerario sur de la Ruta de la Seda. En ella se encuentran algunos de los monumentos y edificios más conocidos de la tradición tibetana. En 2002 el gobierno renombró la región en que se encuentra Dukezong, Zhongdian, como Shangri La.

Esto por el nombre que el escritor británico James Hilton dio a un paraíso utópico tibetano en su novela “Horizontes perdidos” (1933). Shangri-La se encuentra cerca de la región autónoma de Tíbet, que China reclama para sí. Por ahora, las autoridades han alertado que en las próximas horas nevará en la localidad, y llamaron a las personas damnificadas a permanecer “a resguardo”.

DZC (dpa, Europa Press, EFE)

DW recomienda

Publicidad