Incansables activistas ambientales | Global Ideas | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Incansables activistas ambientales

Pareciera que para los ecologistas no hay un riesgo demasiado grande. Se cuelgan de plantas nucleares a rapel, persiguen a los balleneros en lanchas y se encadenan a las rieles Pero, ¿vale la pena el esfuerzo que hacen?

Actualmente, el teléfono de Jörg Fedderns no para de sonar. Fedderns es un experto en petróleo de Greenpeace Alemania. Él y sus colegas de Greenpeace en todo el mundo se encuentran muy ocupados, ya que 28 activistas y dos periodistas están encarcelados en Rusia, y en muy malas condiciones, explica el Fedderns. Ahora, Greenpeace está haciendo todo lo posible para conseguir su liberación. El motivo de la detención fue una acción realizada por los activistas el 18 de septiembre de 2013. En una plataforma petrolera, los activistas querían manifestar su protesta contra explotación petrolera en el Ártico. Por su parte, el sistema judicial ruso los acusa por piratería y posesión de drogas. "Estas acusaciones son completamente fabricadas," dice Feddern a la DW. Desde sus inicios, Greenpeace ha actuado sin violencia y en este caso, los activistas no han actuado de manera diferente.

La prisión y otras serias consecuencias son repercusiones comunes a las que se enfrentan los activistas ambientales. Una y otra vez, ellos arriesgan sus vidas por una causa: La protección de la naturaleza. "Todos nosotros actuamos por convicción. Estamos convencidos de que Greenpeace actúa en base a los principios correctos. Además, de alguna manera, el Ártico es importante para todos", dice Feddern.

¿Mucho esfuerzo para magros resultados?

Greenpeace Aktivist Ruslan Yakushev verhaftet

En la cárcel por la causa ecológica: 30 activistas de Greenpeace se encuentran presos en Rusia.

Feddern dice que la explotación del Ártico es un tema que puede ser difícil de transmitir al gran público. Por esta razón, Greenpeace organiza repetidamente acciones espectaculares para llamar la atención y mostrar a la gente que ellos también se verán afectados por las consecuencias de la degradación ambiental. El experto de Greenpeace reconoce que el esfuerzo es muy grande, pero las experiencias del pasado demuestran que sí, valen la pena.
"El cambio climático está lejos de ser controlado y la contaminación sigue siendo enorme", dice Jochen Roose. Él es catedrático de sociología en la Universidad Libre de Berlín donde estudia la eficacia de las protestas ambientales. Le preguntamos si los esfuerzos de los activistas ambientales alemanes fueron eficaces en las últimas décadas. Nos respondió que es difícil dar una respuesta llana y simple ya que existen muchos criterios para determinar el éxito o el fracaso de una acción.

Desde la perspectiva de Joachim Radkau, catedrático de Historia Moderna en la Universidad de Bielefeld, es difícil atribuir los éxitos en la protección ambiental a actores individuales ya que diferentes factores influyen para lograr un objetivo. En su libro "La era de la Ecología: Una Historia del Mundo”, Radkau estudia exhaustivamente el desarrollo del movimiento ecologista y llega a la conclusión de que "las protestas ambientales son más exitosas de lo que se cree."

Jörg Feddern – Greenpeace Ölexperte

El experto de Greenpeace Jörg Feddern sabe manejar una lancha neumática. Él no escatima esfuerzos para proteger el medioambiente.

Brent Spar: el gran éxito para el movimiento ecologista

Un ejemplo muy conocido que se cita a menudo como un éxito para los ecologistas, es el boicot a Shell en 1995. Greenpeace ocupó la plataforma flotante de petróleo crudo "Brent Spar" de Shell en el Mar del Norte. La empresa petrolífera quería hundir la plataforma en el mar para deshacerse de ella. Las protestas de Greenpeace provocaron un boicot sin precedentes que repercutió en numerosas estaciones de servicio de Shell. En Alemania, e incluso en Holanda, los consumidores prefirieron abastecerse de combustible de los competidores de Shell. Asimismo, las asociaciones, autoridades y los políticos se pronunciaron en contra de la empresa petrolífera. Como resultado, las pérdidas de los adjudicatarios de Shell alcanzaron hasta un 50 por ciento. Debido a las protestas, la empresa decidió finalmente no efectuar el hundimiento. Tres años más tarde, se logró incluso prohibir el vertido de residuos desde las plataformas. Un triunfo y una clara victoria para los activistas.

Greenpeace Protest gegen Gazprom Champions League Basel vs. Schalke

Mientras los activistas de Greenpeace protestan a rapel...

A nivel mundial, Alemania es considerada como un ejemplo en términos de protección medioambiental. La conciencia ambiental está muy presente en la población. Alemania fue uno de los primeros países en crear un Ministerio de Medio Ambiente, además hay numerosos grupos cívicos locales que están comprometidos con la protección ambiental. Hoy, ellos tienen los ojos puestos en todo el planeta y esperan que se logre implementar la “transición energética”, es decir, la transición de los combustibles fósiles hacia las energías renovables. "No podemos restarle importancia a la efectividad de las protestas ambientales, pero hay muchos otros factores que han contribuido a ello”, sostiene Radkau. Añade que los movimientos de protesta tienen éxito cuando no solo se manifiestan en un pasillo solitario y tienen concordancia con los intereses políticos y económicos.

Las protestas ambientales deben ser diversas

Según Roose, es además importante utilizar diferentes de medios de acción. En Alemania, Greenpeace y WWF son las organizaciones ambientales más significativas. Mientras Greenpeace, por lo general, hace su aparición con acciones espectaculares. WWF, por su parte, se destaca por su acercamiento a las industrias y su enfoque orientado a dialogar. Cuanto más heterogéneas son las formas de acción, más fuerte será el movimiento ecologista. “Estoy convencido de que se necesitan ambas partes, tanto las acciones provocativas de Greenpeace, como las acciones de las organizaciones como WWF que buscan la cooperación”, añade Roose.

SC Freiburg 50. Geburtstag WWF

… WWF imprime su logo en las camisetas del equipo FC Freiburg.

Joern Ehlers, portavoz de WWF, concuerda y sostiene que existen diferentes caminos para lograr el mismo objetivo. Feddern de Greenpeace reconoce que las protestas no siempre son el mejor recurso. Afirma que es uno de muchos, lo importante es utilizar diferentes tipos de medidas.

Las protestas internacionales son más difíciles de organizar

Greenpeace envía su propia delegación de expertos a las negociaciones de las cumbres de las Naciones Unidas sobre el clima. “La organización de protestas a nivel internacional es siempre difícil", dice Roose. No obstante, es necesario generar una presión por parte de la opinión pública mediante la atención mediática, continúa Roose. Feddern, de Greenpeace, es de la misma opinión.

"Si las organizaciones ecologistas no llamaran constantemente la atención sobre los problemas, entonces las negociaciones en las cumbres no hubiesen llegado hasta donde están – y eso considerando que las negociaciones sobre el clima son aún débiles. Si quitáramos la presión, entonces nuestro oponente, la industria, tendría mucho más éxito”, afirma Feddern.

A pesar de los numerosos pequeños éxitos logrados por las organizaciones ecologistas tanto alemanas como internacionales aun están lejos de llegar a su objetivo final, que su trabajo ya no sea necesario. En eso, tanto expertos como activistas están totalmente de acuerdo.

Autora: Greta Hamann / CS
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad