Ilmenau - Retrato de la ciudad | Estudiar en Alemania | DW | 15.12.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Estudiar en Alemania

Ilmenau - Retrato de la ciudad

En las cercanías del bosque de Turingia se encuentra Ilmenau, una ciudad discreta en medio de un paisaje sobrecogedor, con una Universidad imponente y un residente temporal de fama, Johann Wolfgang von Goethe.

Centro de Ilmenau.

Centro de Ilmenau.

Al entrar al valle del río Ilm, entre bosques y montañas, es casi inevitable que los pensamientos comiencen a vagar, e incluso los labios a silbar el Rennsteiglied, el himno de Turingia. El nombre de Ilmenau suena a suave y meloso. Pero en cuanto se llega a la ciudad, lo normal es que el encanto se disipe: una estación de autobuses, un supermercado y una pista de hielo techada le dan una seca bienvenida al visitante. Por encima de todo está el cielo encaptotado, sus nubes grises ancladas sin ánimo de disolverse.

Entre gris y grandiosa

Sin embargo, esta impresión inicial es sólo una de las caras de Ilmenau y no la más representativa. Otra de ellas se encuentra en sus afueras, allí donde lo urbano se vuelve campestre, trocando en plácidos valles y pintorescas montañas. Y entonces sí: allí están los senderos sin fin, allí comienza la magia del bosque de Turingia.

La ciudad de Ilmenau es mencionada por primera vez en documentos que datan de 1273. En 1341 se convirtió oficialmente en urbe. Al principio, los habitantes vivían de la extracción de plata y cobre, pero eso fue antes de que la industria minera se asentara el valle del Ilm.

Su segunda época de esplendor llegó con la industrialización: Ilmenau se convirtió en un centro productor de cristal y porcelana. Hasta hoy sólo ha sobrevivido el sector cristalero, dedicado sobre todo a la elaboración de material de laboratorio e instrumentos de medición, como los termómetros.

A propósito de temperaturas: cuando se impone el frío, Ilmenau se convierte en la meca de los aficionados a la nieve. Las pistas y los canales helados de sus alrededores sirven como centro de entrenamiento para los más variados deportes de invierno, oficiales e inventados. La ciudad cuenta con una larga tradición en Luge –así se designa a una de las modalidades del descenso en trineo ligero–, avalada por victorias a escala europea y olímpica.

La Universidad Técnica y el príncipe poeta

Laborgebäude für den Maschinenbau auf dem Campus der Technischen Universität in Ilmenau

Arquitectura moderna de hormigón y cristal en la Universidad Técnica de Ilmenau.

Ilmenau está tan orgullosa de sus hazañas deportivas como de su Universidad Técnica. Este centro de enseñanza hace que 7.000 de sus 26.000 habitantes sean jóvenes estudiantes. Como generadora de puestos de trabajo, productora de ideas para la industria local o como coletilla en el cartel que da la bienvenida a la ciudad –“Ilmenau, ciudad universitaria”–, la Universidad Técnica es un bien común y un elemento publicitario reconocido.

Quien no puede faltar en el repaso de las grandezas de Ilmenau es Johann Wolfgang von Goethe. El príncipe poeta recaló en la ciudad por motivos profesionales, pero el paisaje lo fascinó enseguida. De sus paseos por valles y bosques recopiló material para sus obras. Su legado contiene un poema titulado Ilmenau y otro que escribió sobre la pared de una cabaña, embriagado por la imponencia del Kickelhahn, la montaña más alta de cuantas rodean la ciudad.

La pequeña casa es hoy lugar de peregrinación para cuanto turista suba a la colina, y la poesía Sobre las cimas de las montañas reina la paz, "Über allen Gipfeln ist Ruh", la aprenden los niños de Ilmenau en el colegio.

Autor: Sven Näbrich

Editor: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda