Iglesia: informe sobre trabajos forzados durante II Guerra Mundial | Europa | DW | 25.03.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Iglesia: informe sobre trabajos forzados durante II Guerra Mundial

La Iglesia católica alemana difundirá la semana que viene los resultados de un estudio autocrítico en el que se documenta la explotación de trabajadores esclavos y de prisioneros de guerra durante la Segunda Guerra Mundial y durante el nazismo.

El informe será presentado el 4 de abril por el obispo de Maguncia, el cardenal Karl Lehmann, que hasta febrero pasado presidió la conferencia episcopal alemana, informó hoy un portavoz eclesiástico.

Es la primera vez que la Iglesia católica alemana ofrece un estudio pormenorizado, en 700 páginas, sobre la situación de los trabajadores esclavos y de prisioneros de guerra entre 1939 y 1945, que fueron obligados a realizar diversas labores en distintas organizaciones dependientes de la Iglesia.

Además, se informa sobre las diversas iniciativas lanzadas por la Iglesia para indemnizar a los explotados en la posguerra.

Durante la guerra mundial y bajo el régimen del nazismo, millones de prisioneros de guerra y desplazados de los territorios ocupados por Alemnania, sobre todo en el este europeo y en especial de Polonia y la ex Unión Soviética, fueron obligados a trabajar para la industria. Pero también la iglesia se benefició de la mano de aquella obra gratuita.

Para el estudio se indagaron, desde el año 2000, múltiples archivos de la iglesia que se encontraban en hospitales, casas parroquiales, asilos de ancianos y de huérfanos y otras depedencias católicas.

De acuerdo a informes preliminares de la conferencia episcopal se pudieron documentar los casos de 4.829 trabajadores esclavos y de 1.075 prisioneros de guerra. Para poder financiar indemnizaciones para los afectados que sobrevivieron, la Iglesia creó, medio siglo después, a partir del 2000, un fondo dotado de unos 2,5 millones de euros al cambio.

Se trata, en palabras de la conferencia episcopal, de la investigación histórica más ambiciosa que realizó la Iglesia católica alemana en las últimas décadas. (dpa)

Publicidad