Huracán ″María″ deja más muerte y desolación en islas del Caribe | El Mundo | DW | 20.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Huracán "María" deja más muerte y desolación en islas del Caribe

"María" azotó las Antillas como un potente huracán de categoría 5 y vientos sostenidos de hasta 280 kilómetros por hora.

Al menos un muerto, un número no precisado de damnificados y daños materiales incalculables dejó el devastador huracán "María" a su paso hoy (19.09.2017) por Martinica, Guadalupe, Puerto Rico y otras islas del Mar Caribe.

Lea también:

Gobernador de Puerto Rico: “El huracán va a ser violentísimo”

Dossier: Terremotos y otros desastres

"María" azotó las Antillas como un potente huracán de categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson, y vientos sostenidos de hasta 280 kilómetros por hora, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) con sede en Miami, Estados Unidos.

En el archipiélago francés de Guadalupe, el huracán dejó al menos un muerto y dos desaparecidos, según reportaron medios de prensa citando a la prefectura local. Áreas del sur de Guadalupe quedaron expuestas a ráfagas de viento de hasta 180 kilómetros por hora y olas de ocho metros de altura, según los expertos.

Imágenes transmitidas desde la isla mostraron numerosos árboles caídos y unas 80.000 viviendas que quedaron sin luz a causa del ciclón, el segundo que azota el Caribe en menos de dos semanas.

"Necesitamos ayuda", dice primer ministro de Dominica

En Dominica, el primer ministro Roosevelt Skerrit fue uno de los primeros afectados por el huracán, que castigó a la isla durante horas arrancando árboles, provocando corrimientos de tierra, inundando calles y dañando casas.

"El tejado de mi propia residencia oficial fue uno de los primeros en volar", dijo el jefe de Gobierno en su cuenta de Facebook. "Hay una destrucción generalizada. Mi mayor miedo es que haya graves heridos o muertos".

"Hemos perdido todo lo que el dinero puede comprar", dijo Skerrit. "El viento ha arrancado los tejados de casi todos con quienes he hablado". "Necesitamos ayuda. Pido a los países y organizaciones amigas que nos proporcionen helicópteros", exclamó el primer ministro.

Este es el huracán más fuerte que ha golpeado alguna vez a Dominica. Aún no se puede calcular el total de los daños y "no tenemos reportes sobre víctimas", dijo el jefe de Policía, Pellam Baptiste.

CT (dpa, EFE) 

DW recomienda

Publicidad