Hungría y Eslovaquia siguen negándose a recibir refugiados | Europa | DW | 06.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hungría y Eslovaquia siguen negándose a recibir refugiados

Eslovaquia y Hungría no pueden rechazar la reubicación de solicitantes de asilo desde Grecia e Italia, según dictaminó hoy el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Ambos países rechazan el fallo.

Los Gobiernos de Polonia y Hungría seguirán negándose a recibir refugiados pese a la decisión de este miércoles (06.09.2017) del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el TJUE, de desestimar la impugnación del sistema de reubicación por cuotas de la Unión Europea . Hungría y Eslovaquia, con el apoyo de Polonia, cuestionaron ante el TJUE este esquema adoptado en septiembre de 2015 por la mayoría de los países de la UE para distribuir a 120.000 personas llegadas a Italia y Grecia entre el resto de países del bloque.

De esta manera se buscaba reducir entonces la presión sobre los países mediterráneos, a los que los refugiados habían llegado ese año en grandes cantidades, muchos de ellos huyendo de la guerra de Siria. Según el sistema de reubicación, Hungría está obligada a aceptar a 1.294 refugiados, pero no ha abierto sus puertas a ninguno, mientras que Eslovaquia debería recibir a 902 y acogió a 16.

"Este veredicto es indignante e irresponsable", dijo el ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, en Budapest. "Es una resolución política que viola la ley europea y los valores europeos". "Este fallo coloca a la Comisión Europea por encima de las naciones y eso es inaceptable", añadió en conferencia de prensa, donde prometió que "la verdadera batalla acaba de comenzar". Según el ministro húngaro, la decisión socava la seguridad y el futuro de toda Europa. Szijjarto prometió que Hungría seguirá sin recibir a refugiados bajo el sistema de cuotas. 

"Mejor perder los fondos que aceptar refugiados"

"Esto no modifica en absoluto la opinión del Gobierno polaco en lo que se refiere a política migratoria", dijo por su parte la primera ministra polaca, Beata Szydlo, que aseguró que esperaba esa decisión. Hasta ahora las autoridades polacas se han negado a cumplir su aporte y recibir refugiados alegando "razones de seguridad". El anterior Gobierno polaco había aceptado el sistema de cuotas.

Eslovaquia, en tanto, aceptó este miércoles (06.09.2017) el veredicto del TJUE, aunque criticó la decisión y la calificó de "injusta". "Los refugiados no quieren venir a Eslovaquia. ¿Debemos construir un muro para que se queden con nosotros?", se preguntó el primer ministro eslovaco, el socialdemócrata Robert Fico. El mandatario considera que tiene más sentido la oferta de su Gobierno de mostrar solidaridad contribuyendo a la protección de las fronteras de la UE.

Por su parte, el presidente de la República Checa, Milos Zeman, afirmó que preferiría que su país perdiera fondos de la Unión Europea antes que tener que recibir a refugiados. "No debemos dejarnos amenazar. Si las cosas se ponen feas, es siempre mejor renunciar a las dotaciones europeas que dejar entrar a inmigrantes", aseguró hoy jefe del Estado checo.

MS (dpa/efe)

DW recomienda

Publicidad