Hungría: la juventud toma las armas | Política | DW | 14.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hungría: la juventud toma las armas

El primer ministro de Hungría ha ordenado entrenamiento militar para alumnos con el fin de fomentar la preparación para la defensa. Esto despierta malos recuerdos de una educación militarista y autoritaria.

Marchar al compás, clases de tiro, el uso correcto de granadas, ver películas de propaganda patriótica y conmemoración de los héroes de guerra: todo esto fue normal en los tiempos de las dictaduras comunistas. Ese tipo de entrenamiento militar patriótico formaba parte de la educación totalitaria y militarista en colegios y escuelas. Desapareció en todos los países de Europa central y del este poco después de la caída del bloque soviético en 1989.

Ahora, sin embargo, se reintroducen en Hungía los entrenamientos militares obligatorios para alumnos y estudiantes. Así lo ordenó el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. El Ministerio de Recursos Humanos y el Ministerio de Defensa deben elaborar hasta finales del año un "programa educativo patriótico de defensa del territorio nacional" para las escuelas.

"Hablamos de un estilo de vida"

La semana pasada, el responsable para el departamento de Educaciónen en el Ministerio de Recursos Humanos, Zoltán Marusza, aclaró los detalles sobre el nuevo entrenamiento patriótico militar. Según él, no se trata simplemente de una asignatura adicional, sino de un concepto educativo, que se tratará de introducir en todas las asignaturas.

Viktor Orbán está dispuesto a cambiar el sistema educativo en Hungría.

Viktor Orbán está dispuesto a cambiar el sistema educativo en Hungría.

"Hablamos de un estilo de vida y de una manera de pensar que ya está presente en las asignaturas de historia y geografía y que queremos introducir también en asignaturas como música y deporte", dijo Maruzsa al diario oficialista Magyar IDOK. Según el político, es importante que la población adquiera un sentido de responsabilidad y de obligación de defender y amar a la patria.

Representantes de los sindicatos, expertos en educación y politólogos se muestran horrorizados ante el proyecto y hablan de una "militarización de las escuelas". János Szüdi, del "Sindicato de Educadores" (ZSP), declara en entrevista con Deutsche Welle que el Gobierno húngaro retoma las peores tradiciones de la política de educación comunista: "Antiguamente aprendimos a disparar escopetas y tirar granadas en los colegios. Y eso fue y sigue siendo un error", dijo Szüdi. "Al igual que entonces, el estado especifica cada vez más programas educativos. Primero tuvimos el programa para la educación moral y ética, ahora vienen con una educación patriótica y militar. En general, el gobierno parece querer educar a todo el pueblo, según su propia ideología".

El plan educativo en Hungría podrá cambiar pronto.

El plan educativo en Hungría podrá cambiar pronto.

¿Campos de tiro en las escuelas públicas?

Hace unos meses, el Gobierno húngaro debatió sobre la introducción de campos de tiro para alumnos y estudiantes en las escuelas públicas. El Ministerio de Defensa ya ofrece entrenamiento militar voluntario en las escuelas desde el año 2005 bajo el nombre de "escuela de soldados". Tras la elección de Viktor Orbán y su partido Fidesz en 2010, el programa fue ampliado considerablemente.

Sin embargo, no parece haber mucho entusiasmo por el nuevo culto a lo militar y patriótico entre los jóvenes. A pesar de una publicidad masiva, ni la Policía ni el Ministerio de Defensa encuentran suficientes reclutas para las unidades fronterizas y la Guardia Nacional.

Autor: Keno Verseck (GG/VT)

Publicidad