Hugo Chávez en España: ″una relación de igualdad“ | Política | DW | 11.09.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Hugo Chávez en España: "una relación de igualdad“

En Madrid culminó la apretada gira del presidente venezolano, Hugo Chávez, que en once días lo ha llevado a Trípol, Damasco; Teherán y Moscú pasando por Venecia. La cosecha del periplo no es mala para el venezolano.

Venezuelan President Hugo Chavez addresses the Special Session of the African Union Assembly on the Consideration and Resolution of Conflicts in Africa, in Tripoli, Libya, Monday, Aug. 31, 2009. The Libyan leader Moammar Gadhafi blamed much of Africa's violence on what he described as intervention by unnamed foreign powers, bent on plundering Africa's natural resources. (AP Photo/Ben Curtis)

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y el rey Juan Carlos de España

El encuentro entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el jefe español de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no estaba previsto cuando el mandatario venezolano inició la gira, que en doce días, lo ha llevado a entevistarse, entre otros, con el líder de Libia, con el presidente de Rusia, con el presidente de Irán.

Que muchas personas lo esperasen en el centro de Madrid y gritasen tanto improperios como vítores reflejan la complejidad del líder. Cuidar la relación con España y "con sus amigos, el presidente Rodríguez Zapatero y el rey Juan Carlos“ prometía el líder venezolano. A su llegada a la Península Ibérica, antes de los encuentros, exigía hablar en condición de igualdad y exhortaba a dejar de pensar a España como la puerta deEuropa hacia América Latina.

Más allá de posturas ideológicas, en el encuentro con el mandatario español había puntos en los que dar y recibir. Así, Rodríguez Zapatero ofreció mediar en el conflicto entre Venezuela y Colombia –en el que también está envuelto Ecuador- y que amenaza con escalar.

Viviana Covia, of Miami, with the Venezuelan flag painted on her face, participates during an anti-Chavez protest in Miami, Friday, Sept. 4, 2009. Thousands of opponents of Hugo Chavez marched against the Venezuelan president across Latin America on Friday, accusing him of everything from authoritarianism to international meddling. The protests, coordinated through Twitter and Facebook, drew more than 5,000 people in Bogota, and thousands more in the capitals of Venezuela and Honduras. Smaller demonstrations were held in other Latin American capitals, as well as New York and Madrid. (AP Photo/Alan Diaz)

Manifestación contra Chávez. Miami, septiembre 4 de 2009.

Apoyo en la cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe, que se celebrará en 2010 durante la presidencia española de la Unión Europea, pidió el líder español. Para que "se logre el salto cualitativo y cuantitativo en la relación entre ambas regiones“, dijo. La situación de Honduras también fue abordada, así como las relaciones en materia energética y las perspectivas de inversión de empresas españolas.

Armas desde Moscú

El día anterior, Hugo Chávez había estado en Rusia: de una consolidación de la alianza entre Moscú y Caracas se habla en medios europeos.

El que el mandatario venezolano haya reconocido a Abjasia y Osetia del Sur como repúblicas, se entiende como un paso más de acercamiento, pues es en realidad lo que Rusia espera de sus aliados. Desde la guerra del Cáucaso, -después de la cual las dos provincias, apoyadas por Moscú, declararon unilateralmente su independencia de Georgia- Rusia sólo había recibido un espaldarazo de la centroamericana Nicaragua. El tema se ha convertido en un punto de tensión en las relaciones entre Rusia y Occidente.

Kombobild Uribe und Chavez

Álvaro Uribe, presidente de Venezuela y Hugo Chávez: el conflicto amenaza con escalar

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, agradeció a Chávez su apoyo y anunció a renglón seguido que suministrará los tanques y armamentos que Venezuela buscaba comprar. "Suministraremos a Venezuela las armas que Venezuela nos pide. ¿Por qué no tanques? Sin duda, tenemos buenos tanques. Si nuestros amigos quieren tanques, se los daremos", agregó.

Aunque ninguno de los dos ofreció más detalles sobre la negociación de las armas, la agencia de noticias estatal rusa, RIA, citó a una fuente militar diciendo que Venezuela compraría 100 tanques por 500 millones de dólares.

Ambas partes anunciaron planes conjuntos para la creación de un banco con un capital de 4.000 millones de dólares para financiar sus proyectos.„Venezuela quiere reforzar su armamento para resistir a la influencia del imperialismo estadounidense en Latinoamérica“, declara Chávez.

Consorcio ruso en el Orinoco

Por otra parte, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y un consorcio de firmas de energía de Rusia firmaron un acuerdo de creación de una asociación para desarrollar un bloque en la

Faja Petrolífera del Orinoco, en el oriente venezolano. El consorcio ruso está integrado por las petroleras Rosneft , Gazprom, Lukoil, TNK-BP y Surgutneftegaz. Venezuela sostiene que la Faja del Orinoco tiene las mayores reservas de hidrocarburos del mundo. Esta cooperación entre Moscú y el segundo mayor exportador mundial de crudo ha sido desestimada por Washington y es seguida con preocupación por Colombia.

Venezuela aliada de Irán

El seis de septiembre, desde Teherán, Chávez anunciaba que Venezuela había acordado exportar 20.000 barriles por día de gasolina a Irán, país que importa una gran parte de sus requerimientos energéticos dada la falta de capacidad de sus refinerías. Además Teherán, que está enfrentada a las potencias occidentales por su programa nuclear, podría enfrentar sanciones sobre sus importaciones de gasolina si no alcanza una solución diplomática al conflicto.

Chávez aseguró el suministro a la vez que afirmó que las exportaciones de gasolina ayudarían a pagar las importaciones de maquinaria y tecnología desde Irán. El líder supremo de Irán, ayatolá Ali Khamenei hizo un llamado llamó a que ambos países aumenten la cooperación y sean inquebrantables en su posición antiestadounidense.

Venezuelan President Hugo Chavez, left, grasps the hand of Libyan Leader Moammar Gadhafi, right, at the Special Session of the African Union Assembly on the Consideration and Resolution of Conflicts in Africa, in Tripoli, Libya, Monday, Aug. 31, 2009. The Libyan leader Moammar Gadhafi blamed much of Africa's violence on what he described as intervention by unnamed foreign powers, bent on plundering Africa's natural resources. (AP Photo/Ben Curtis)

Con Muammar Gaddafi en Libia. Agosto 31 de 2009.

Oriente Medio: 40 años de Gadafi

El cinco de septiembre, mientras sus opositores marchaban en varias capitales en su contra, el presidente venezolano era recibido por cientos de seguidores al sur de Siria. "Siria y Venezuela están enfrentando un enemigo común, que es el imperialismo y sus aliados, ya sea en Cercano Oriente o en Latinoamérica", indicó Chávez. "Siento que soy sirio y estoy comprometido con el pueblo sirio“, dijo el mandatario, en medio de un gran aplauso.

Chávez inauguró una calle que lleva el nombre de República Bolivariana de Venezuela y plantó un árbol de manzanas. Fotografías de personas tratando de saludarlo o darle la mano, así como varias imágenes de "Chávez de Arabia" -como fue apodado este año durante la cumbre de Doha- estrechando la mano de los presidentes de Libia, Argelia o Siria no sólo reflejan la relación entre los gobernantes de esos países y el presidente venezolano. También demuestran la popularidad de Chávez en el mundo árabe.

La gira de Chávez por varios países árabes había comenzado el 1 de septiembre con un abrazo a Muammar Gaddafi en Trípoli, a donde acudía debido a los festejos de los 40 años en el poder y al Congreso de la Unión Africana. Ésta y Unasur, así Hugo Chávez, „forman parte del nuevo mapa geopolítico del mundo, que tiene que ser pluripolar o no podrá ser mundo".

Pensar en Madrid desde la alfombra roja de Venecia

Cuando el ocho de septiembre, el presidente Chávez acudió al Festival de Cine de Venecia para asistir a la proyección del documental South of the Border, del estadounidense Oliver Stone –un admirador del mandatario venezolano- Chávez dejó entrever su interés en reunirse con el rey Juan Carlos y con el presidente español.

Esta visita que cierra el periplo del líder venezolano, se produce pocos días antes de la visita de Evo Morales y en medio del enfrentamiento político con Colombia tras el acuerdo entre éste último país y Estados Unidos para el uso de bases militares en el país latinoamericano, un tema que se trató en las conversaciones en La Moncloa. "Es una parada de trabajo y de afecto. Nos hemos detenido aquí para una reunión de amigos, somos amigos del presidente Zapatero, del Rey Don Juan Carlos, para conversar sobre la política y la economía", señaló el presidente venezolano.

Autor: MB/efe/dpa/rtr/afp
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad