Huelga de médicos paraliza hospitales portugueses | Europa | DW | 11.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Huelga de médicos paraliza hospitales portugueses

La mayor huelga de médicos en 25 años, organizada para protestar contra la política de austeridad del gobierno, paralizó todos los hospitales y centros de salud en Portugal, país sacudido por una fuerte crisis económica.

Manifestación en Lisboa.

Manifestación en Lisboa.

La adhesión a la huelga ascendió en el primero de dos días a más de 95 por ciento, informó en un balance presentado por la tarde en Lisboa por la Federación Nacional de Médicos FNAM. Exceptuando los servicios de urgencia, que prestaron "servicios mínimos", todos los demás departamentos del sector de la salud prácticamente no funcionaron, informaron también los medios lusos. Más de 400.000 consultas y unas 4.300 operaciones serán canceladas hasta el final de la huelga en la noche del jueves, afirmó por su parte el canal de televisión TVI.

Los médicos protestan contra los bajos salarios y los recortes de gastos públicos en el sector de la salud, que solo este año ascienden a un diez por ciento. Los sindicatos aseguraron que se trata de la mayor protesta contra la política de austeridad desde las huelgas generales de noviembre y marzo pasados. Es además la mayor huelga de médicos desde final de los años de 1980 en Portugal.

Demandas de los médicos

En una lista de exigencias de 20 puntos, los médicos piden mejores condiciones de trabajo. Entre otros aspectos, los sindicatos se quejan de que muchos subcontratados por los hospitales y centros de salud, como nutricionistas, enfermeros o médicos asistentes, reciben un salario de menos de cuatro euros la hora.

El ministro de Salud, Paulo Macedo, aseguró entretanto que el gobierno sigue dispuesto a dialogar. No obstante, el gobierno liberal conservador del primer ministro Pedro Passos Coelho se ve obligado a ahorrar para sanear las finanzas públicas.

A cambio del paquete de ayuda concedido el año pasado por la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), de 78 mil millones de euros, Portugal se comprometió a reducir el déficit presupuestario del 9,8 por ciento en 2010 a menos de tres por ciento hasta 2013. La política de austeridad elevará entretanto el desempleo a un récord de más del 16 por ciento hasta este año, según cálculos oficiales, al tiempo que la economía nacional, tras una recesión de 1,6 por ciento en 2011, volverá a caer este año cerca de un tres por ciento.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda