Huelga de camioneros en Grecia: la crisis por la crisis continúa | Europa | DW | 29.07.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Huelga de camioneros en Grecia: la crisis por la crisis continúa

Los camioneros griegos alargan la huelga pese al ultimátum del Gobierno; en el 80 por ciento de las gasolineras del país no queda combustible y el turismo amenaza con colapsar. La crisis por la crisis continúa en Grecia.

35.000 camioneros griegos están en huelga desde el lunes 26 de julio.

35.000 camioneros griegos están en huelga desde el lunes 26 de julio.

Ante el Ministerio de Transporte griego se habían congregado hoy más de 2.000 conductores de camión. La protesta era contra el Gobierno, que en estos tiempos de crisis y duros recortes ha aprobado un proyecto de ley con el que pretende liberalizar el sector. Atenas sigue en este asunto los principios que establecen las regulaciones de la Unión Europea, pero no consultó previamente con los camioneros los detalles del borrador, y estos mostraban su descontento vía manifestación.

Al principio, todo transcurrió pacíficamente. Pero pronto comenzaron a volar las botellas contra la policía antidisturbios estacionada frente a la sede ministerial y ésta recurrió, una vez más, a los gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. El tumulto estaba servido, pero al final nadie resultó herido.

En huelga desde el lunes

La mayoría de las gasolineras de toda Grecia permanecían hoy cerradas. Los camioneros no sólo protestan, también están en huelga, y eso desde el lunes, lo que ha generado una situación de grave escasez de combustible y alimentos frescos en el conjunto del país.

El pasado miércoles, el Gobierno dio un ultimátum a los 35.000 conductores de camiones en paro para que regresasen al trabajo en un plazo de 24 horas si querían conservar sus licencias: una orden que hasta ahora no han cumplido. En las negociaciones entre huelguistas y representantes gubernamentales no se ha llegado todavía a ningún acuerdo.

Flash-Galerie Griechenland Streik Tankstelle

Las colas se repiten en las gasolineras de toda Grecia.

El turismo podría colapsar

Mientras sindicatos y políticos discuten, el resto de los griegos emprende la carrera por hacerse con combustible, lo que generó largas colas frente a las gasolineras cuando éstas estuvieron aún abiertas. Muchos conductores han llenado al máximo sus depósitos por temor a que la huelga se prolongue, agotando las existencias en más del 80 por ciento de los surtidores del país.

Y gran cantidad de turistas permanece atrapada en sus hoteles, o varada en las carreteras. Algunos ferries se vieron obligados a suspender sus servicios. La anulación de reservas crece y las agencias de viajes piden al Gobierno que actúe de inmediato. De lo contrario, el turismo podría colapsar. "Si la situación continúa así 24 horas más, nos vamos a la bancarrota. Éste es el tiro de gracia", señalaron las asociaciones de las tres mayores islas turísticas griegas, Creta, Korfu y Rodos.

Por otra parte, en el norte de Grecia varias industrias tuvieron que suspender la producción al quedarse sin gasóleo.

En guerra legal contra los recortes

Además, los sindicatos griegos han iniciado una batalla legal contra el drástico programa de recortes presentado por Atenas. El plan anula los logros alcanzados por generaciones de trabajadores, criticó en televisión Ilias Iliopoulus, secretario general del sindicato de funcionarios ADEDY.

Los miembros sindicales demandan la retirada de todas las medidas y han llevado el asunto ante la máxima instancia judicial griega, en estrecha cooperación con la asociación de abogados del país. Si ésta fallara en su contra, están dispuestos a recurrir incluso hasta el Tribunal de Justicia Europeo. El proceso podría durar meses.

Todo ello no muestra la mejor cara de Grecia al equipo de expertos financieros de la UE, el FMI y el Banco Central Europeo que se encuentra actualmente en Atenas para estudiar los progresos alcanzados y decidir si se concede al país la segunda inyección de emergencia prevista para septiembre, que asciende a un total de 9.000 millones de euros.

Editora: Luna Bolívar Manaut (dpa)

DW recomienda

Comunidad