HRW: ″Gravísimos índices de impunidad″ en Honduras | América Latina | DW | 12.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

HRW: "Gravísimos índices de impunidad" en Honduras

La falta de una investigación oficial adecuada de la ola de homicidios y abusos en el Bajo Aguán está agravando el ya de por sí existente clima de impunidad en esa región hondureña, denunció Human Rights Watch.

En el informe "Aquí no hay investigaciones", HRW llega a la conclusión de que en este tiempo "fiscales y policías ignoraron sistemáticamente medidas de investigación oportunas y exhaustivas que permitieran esclarecer estos delitos".

"La falta de transparencia por parte de fiscales y policías con respecto al estado de las investigaciones en curso mantiene desinformados a los familiares", denuncia el estudio. HRW examinó 29 del casi centenar de homicidios registrados en el Bajo Aguán desde 2009, así como y dos "privaciones ilegales de la libertad". Según la organización, "prácticamente todos estos delitos se vinculan de manera directa o indirecta con el conflicto por la tierra" en esta región en el norte de Honduras.

Inacción “socava confianza en el sistema judicial”

Más grave aún, advierte HRW: esta situación de inacción "socava la confianza en el sistema judicial", llegando a crear un "círculo vicioso que disuade a quienes podrían aportar pruebas que permitan procesar a los responsables".

"Incluso tratándose de un país con alarmantes niveles de violencia e impunidad, la situación en el Bajo Aguán es particularmente grave", destacó el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco.

"La ausencia de las medidas más básicas para llevar a los responsables de crímenes ante la justicia, ha perpetuado un clima de impunidad que estimula nuevos delitos, e incrementa la desconfianza de las autoridades", advirtió.

“Gravísimo ciclo de violencia”

En el informe, HRW hace numerosas recomendaciones a las autoridades hondureñas

para revertir esta situación. Entre las principales, figura el llamamiento a que se cree una "unidad especial" para realizar investigaciones "oportunas, exhaustivas e imparciales" de los abusos cometidos en el Bajo Aguán. Dicha unidad debería tener un mandato de varios años y estar conformada por fiscales, policías e investigadores, según HRW.

También considera necesario "fortalecer los mecanismos y la legislación conexa para ofrecer protección oportuna y efectiva a personas o grupos en riesgo" en el marco del conflicto de la tierra, y exigirle a las empresas de seguridad privada que se "inscriban" ante el gobierno con información actualizada sobre su personal y las armas de fuego que están en su poder, entre otros.

Para HRW, la asunción del nuevo presidente, Juan Orlando Hernández, a finales del mes pasado podría servir para marcar distancias de los gobiernos anteriores en esta materia. "El nuevo Gobierno tiene la oportunidad de superar el fracaso de sus antecesores y, de una vez por todas, sancionar los asesinatos y abusos en el Bajo Aguán", dijo Vivanco. Y es que si tampoco este nuevo ejecutivo actúa y hace un "esfuerzo serio, desde el primer día", para investigar estos crímenes, "el gravísimo ciclo de violencia en el Aguán continuará", advirtió.

CP (dpa, efe)