Horst Lichter, y el arte de la risa en la cocina | Audiorecetas | DW | 27.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Audiorecetas

Horst Lichter, y el arte de la risa en la cocina

Hoy tenemos con nosotros a uno de los chefs de televisión más conocidos, tanto en Alemania como en el extranjero, por su peculiar carácter y sus distintivos rasgos: el chef Horst Lichter.

Escuche el audio 05:17
Now live
05:17 minutos

Horst Lichter, y el arte de la risa en la cocina

“Mi filosofía en la cocina es relativamente sencilla, pero no es muy común entre chefs: me encanta tener a personas en la mesa que rían, que hablen de cosas buenas y malas, y que disfruten de una rica comida entretanto. Esta es la razón por la que yo me hice cocinero. De pequeño me encantaba sentarme a la mesa con mis padres, mi hermano y mis abuelos a comer. De pequeño soñaba con llegar a ser o bien diseñador de muebles y construir la mesa en torno a la cual la gente se podía reunir, o bien cocinero, y preparar la comida que se servía sobre la mesa.”

Horst Lichter disfruta delante de una cocina, y disfruta delante de un buen plato. Es algo que se nota rápidamente al verle, tanto en persona como por la televisión. Seguramente, porque su afición por este mundo le viene desde su infancia. Claro que, a sus 51 años, y tras 37 de experiencia culinaria, ha aprendido y descubierto muchas cosas nuevas desde entonces. La raíz de su pasión, no obstante, sigue intacta.

“Lo que por aquel entonces todavía no conocía, porque provengo de un pueblo pequeño, era la alta cocina, los chefs estrella", comenta Lichter. "Hasta el día de hoy, a pesar de conocer este mundo, me sigue apasionando la cocina casera, la cocina ‘de la abuela'. Las cosas que se pueden notar y sentir: una rica salsa, una carne sabrosa, un delicioso potaje, una guarnición memorable. No dejo por ello de admirar a mis colegas, los chefs estrella, por su creatividad y talento. Hacen platos exquisitos que se asimilan a cuadros, hasta el punto en el que me siento mal por comerlos. Son platos para gourmets. Pero yo soy, más bien, un gourmand.”

Horst Lichter

Horst Lichter, con su característico sentido del humor, hace que la cocina sea una actividad de lo más divertida.

Unos comienzos difíciles

La vida de Horst Lichter, y su ascensión a la fama del mundo culinario en Alemania, no ha sido fácil. Aunque ya a sus 14 años comenzó su formación como chef en un restaurante alemán, las dificultades financieras y un sentimiento de decepción a causa la fijación en el lucro que encontró en el mundo de la gastronomía y le llevaron a trabajar durante un tiempo en una fábrica de carbón y un desguace. Todavía no había llegado a los 30 años cuando Lichter había sufrido ya dos derrames cerebrales y un ataque al corazón.

Así, en el año 1990, dio un giro de 180º a su vida y se dedicó a aquello que le hacía feliz: la cocina. Una cocina con un ingrediente constante en todas y cada una de sus recetas: la risa. Ver a Horst Lichter en acción, ya sea en un escenario o a través de una cámara, es garantía de pasar un buen rato. Sus chistes, sus caras, sus movimientos, todo ello hace que la experiencia sea divertida e inolvidable.

Linseneintopf

Nuestra receta de hoy y muchas más se pueden encontrar en el libro de Horst Lichter, "Alles in Butter" ("todo con mantequilla").

La mejor medicina

“La risa es el menú para el alma", sonríe Lichter. "La risa es como un postre, el arte más alto de los platos dulces, lo último que una persona se va a llevar de un menú. No importa qué entrantes o platos principales haya probado: si el postre, que es lo último que entra en la boca, logra cautivarle, con ello se consigue que el resto de los platos tengan ese mismo cariz, aún cuando al principio quizás no le gustaron mucho.”

En cualquier caso, Horst Lichter no deja nada al azar: a la hora de recomendarnos un plato principal para nuestro menú, no nos da una receta que “quizás no nos vaya a gustar”:

“Como cocinero, a mí me gusta comer muchas cosas distintas. Pero una receta para el otoño o el invierno que ya tenemos aquí, con el frío, yo recomendaría un buen potaje que nos deleite", asegura el chef. "Nos da energía, nos da calor, y nos hace sentir mejor en general. Pero aunque digamos que es ‘sano', no caigamos en el tópico infantil de que ‘lo sano no sabe bien'. No, hablemos de un potaje ‘delicioso'. Un potaje puede ser una comida muy diversa y sorprendente. Puede añadirle la mejor carne y verdura, y se pueden hacer maravillas con él. Yo me considero un fan de los potajes.”

Seguramente, muchos de nosotros también seamos fans de este plato a estas alturas, pero si hay alguien que todavía no está muy convencido, la receta de hoy del chef Horst Lichter le quitará todas sus dudas con toda probabilidad. Hoy les presentamos un potaje de lentejas al estilo Lichter. Como siempre, pueden encontrar la receta completa en dw.de/audiorecetas.


Potaje de lentejas al estilo Lichter

Ingredientes para 4 personas

200 g de carne de ternera para caldo

200 g de costillas de ternera o cerdo

200 g de tocino

1 cebolla, pelada y cortada en cuartos

1 l de agua

6 patatas

200 g de zanahorias

200 g de apio

400 g de lentejas mantenidas en agua durante una noche

½ ramillete de mejorana fresca

2 hojas de laurel

1 l de caldo vegetal

Pimienta de cayena, sal y pimienta molida al gusto

Preparación

Poner la carne y la cebolla en una olla, y agregar agua hasta que la superficie cubra los ingredientes. Sazonar con algo de pimienta, dejar que llegue a punto de ebullición y cocer a fuego medio durante 60-70 minutos.

Entre tanto, lavar y trocear las verduras. Después de que la carne esté cocida, extraer, dejar enfriar un poco, trocearla y apartarla. Extraer la cebolla y tirarla.

Poner en el caldo de la olla solo las lentejas, verdura, la mejorana y el laurel, y añadir el caldo de verdura. Dejar cocinar durante 20-30 minutos. Antes de servir, añadir la carne para que vuelva a calentarse. Sazonar con sal y pimienta de cayena al gusto.

Consejo de Horst Lichter: para darle un toque extra de sabor, poner a calentar aparte algo de crema con la ralladura de un limón, sazonar con algo de curry y triturarlo todo bien hasta que se cree espuma. Servir las lentejas con esta espuma por encima.

Autora: Lydia Aranda Barandiain
Editora: Emilia Rojas Sasse

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema