Hong Kong: Leung acusa a fuerzas extranjeras de alentar protestas | El Mundo | DW | 20.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hong Kong: Leung acusa a fuerzas extranjeras de alentar protestas

El jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, dijo que "fuerzas extranjeras" han apoyado al movimiento Occupy, alentando las masivas protestas prodemocráticas, que cumplen hoy 23 días.

El máximo responsable del Gobierno de Hong Kong explicó durante una entrevista televisiva a una cadena local que el movimiento Occupy "no es del todo un movimiento interno, y fuerzas extranjeras están involucradas", aunque se negó a dar detalles o nombrar a los países que pensaba que pudieran trabajar como valedores de las protestas.

La línea seguida ayer por Leung es compartida por el Gobierno de Pekín, quien ha denunciado en repetidas ocasiones que "las fuerzas anti-China" estaban manipulando a los manifestantes, y la vez que lanzaba una advertencia contra la intromisión extranjera, considerando que lo que ocurre en Hong Kong es un asunto interno.

Las acusaciones de Leung fueron duramente criticadas por activistas prodemocráticos y líderes de las protestas. Alex Chow, secretario general de la Federación de Estudiantes, una de las organizaciones que dirige las protestas, dijo que los comentarios del líder local eran "irresponsables", por lanzar unas acusaciones de ese calibre sin mostrar ninguna prueba y hacerlo justo cuando va a producirse el primer diálogo entre la Administración y manifestantes.

Primer encuentro cara a cara

Representantes del Gobierno y de los manifestantes tendrán mañana su primer cara a cara en una ronda de diálogos acordada sobre la reforma electoral de Hong Kong, principal demanda de los activistas, que el gobierno espera que pueda poner fin al cerca ya de un mes de ocupación en numerosas calles de la isla.

Mientras el número de manifestantes ha decaído en la última semana, la tensión, convertida en violencia, se ha dejado ver en las zonas donde los activistas permanecen atrincherados. En el distrito de Mong Kok, situado en la península de Kowloon, se vivieron este fin de semana los peores enfrentamientos entre policía y manifestantes.

Miles de personas y cientos de policías se enzarzaron en intermitentes trifulcas por tratar de mantener su asentamiento en el distrito. Leung volvió a repetir ayer su compromiso para "restaurar la ley y el orden en Hong Kong, tan pronto como sea posible". Leung agregó que las protestas habían "salido de control, incluso para las personas que las iniciaron, quienes no pueden poner paz dentro del movimiento, y eso es una preocupación importante".

"El Gobierno de Hong Kong y la policía han ejercido extrema tolerancia y paciencia. Eso es lo que hemos hecho y lo que seguiremos haciendo", señaló cuando se le preguntó por las fuertes críticas recibidas contra un supuesto excesivo uso de la fuerza por parte de la Policía para apaciguar los enfrentamientos.

CP (efe, rtr)

ADVERTISEMENT