Hong Kong entra en “un período de turbulencia política” | El Mundo | DW | 30.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hong Kong entra en “un período de turbulencia política”

El uso de gas lacrimógeno por parte de la Policía y la escalada de violencia en las protestas marcan un punto de no retorno en la campaña en pro de la democracia en Hong Kong, dice experto.

Durante años, las reformas políticas y electorales fueron origen de fricciones entre Pekín y los ciudadanos de Hong Kong, pero las tensiones han aumentado en los últimos meses, y la capital financiera se transformó en el centro de protestas de grupos prodemocráticos de Pekín. Sonny Lo, jefe del Departamento de Ciencias Sociales en el Instituto de Educación de Hong Kong dijo en entrevista con Deutsche Welle que para frenar la violencia las autoridades de Hong Kong tendrán que llegar a un acuerdo con los líderes de las protestas.

Deutsche Welle: Las autoridades de Hong Kong usaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, algo muy raro en ese territorio semiautónomo. ¿Marca eso un punto sin retorno en el movimiento prodemocrático de Hong Kong?

Bildergalerie Demonstrationen Hong Kong 29.09.2014

Hubo enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía en Hong Kong.

Sonny Lo: En definitiva, el uso de gases lacrimógenos y de gas pimienta por parte de la policía para frenar a los manifestantes es la prueba de que el gobierno de Hong Kong ha adoptado una línea más dura. Eso puede provocar que se produzcan más manifestaciones y enfrentamientos en los próximos días y semanas.

La situación política en Hong Kong se ha vuelto muy volátil e inestable. Pienso que eso podría afectar la previsión económica de las agencias internacionales de rating, al menos a corto plazo. En definitiva, el uso de la fuerza contra el movimiento por más democracia, formado por intelectuales, estudiantes y manifestantes, el domingo pasado, fue una señal de que Hong Kong está entrando en un período de turbulencia política.

¿Hay señales concretas de que el gobierno de Hong Kong tenga la voluntad de llegar a un acuerdo con los manifestantes?

Protestas en Hong Kong, 29/9/2014.

Protestas en Hong Kong, 29/9/2014.

Hasta el momento, no ha habido ninguna señal del gobierno. Las autoridades de Hong Kong solo han enviado a la policía a negociar con los manifestantes. Finalmente, los oficiales responsables de las reformas políticas necesitarán mantener un diálogo directo con los líderes de las protestas. De otro modo, la agitación continuará durante semanas y meses, y eso terminará minando definitivamente las perspectivas económicas de Hong Kong. Hoy vimos la reacción negativa de los mercados al caos político.

¿En qué medida la situación se está volviendo difícil de contener para las autoridades?

Creo que los organizadores de las protestas están adoptando tácticas al estilo de la guerrilla al movilizar a los manifestantes fuera del distrito central hacia áreas de congestión urbana. Para manejar eso, la policía tendrá que lidiar con los líderes de las protestas. De lo contrario, se podría encender la chispa de un movimiento de desobediencia civil mucho más grande en Hong Kong. Eso, a su vez, podría sumergir al territorio en un período sostenido de incertidumbre política y de crisis económica.

¿Qué se podría hacer para poner coto a la situación?

La clase política de Hong Kong tiene que buscar un diálogo con los líderes prodemocráticos, directa o indirectamente, a través de intermediarios. Hay informes que señalan que las autoridades gubernamentales están preocupadas por lo que está sucediendo. Pero está por verse si las voces de los políticos que favorecen el diálogo serán las que predominen.

¿Hay algo que indique que Pekín podría intervenir?

Pekín no quiere intervenir. Su posición es muy clara: la decisión del Comité Permanente no puede cambiarse. Es la ley, y Hong Kong debe respetarla.

El profesor Sonny Lo es jefe del Departamento de Ciencias Sociales y codirector del Centro de Gobernanza y Ciudadanía en el Instituto de Educación de Hong Kong.

DW recomienda

Publicidad