Hinchas fieles hasta la tumba | Alemania Hoy | DW | 21.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Hinchas fieles hasta la tumba

La consigna de apoyar a su equipo hasta la muerte bien podría dejar de ser sólo una metáfora para los hinchas del Hamburgo (HSV). El club proyecta habilitar un cementerio especial para ellos a pocos pasos del estadio.

Un jugador del Hamburgo posa con toda la partafernalia del club.

Un jugador del Hamburgo posa con toda la partafernalia del club.

El Mundial de fútbol, que durante un mes sumió a Alemania en un verdadero delirio, demostró hasta qué punto los hinchas pueden ser fieles al equipo de sus amores. La infinidad de artículos con los correspondientes emblemas, que se vendieron como pan caliente, son además prueba de que el deporte rey invade hasta los más recónditos rincones de la vida de los aficionados. ¿Por qué abandonar esta pasión a la hora de la muerte? Es lo que se preguntaron los administradores del cementerio de Altona, un barrio de Hamburgo donde se encuentra también el estadio del club más popular de esa ciudad: el Hamburger Sport Verein, más conocido como HSV.

Nuevas tendencias sepulcrales

La idea cristalizó en la propuesta de habilitar un lugar especial para dar sepultura a los hinchas del equipo, a pocos metros de la entrada de la Arena AOL, en un terreno del cementerio de Altona. El sitio resulta ideal según Christian Reichert, miembro del directorio HSV, quien destacó que todavía no existe ningún otro proyecto similar en Alemania. Los aficionados comparten el entusiasmo: "es una linda perspectiva la de seguir estando muy cerca de mi club y de los gritos de gol en el estadio, también después de la muerte", comentó Wolfgang Ipsen, presidente de un fan-club del equipo hamburgués.

La junta comunal de Altona aprobó ya el proyecto. Sólo se opusieron los socialdemócratas, por considerar que el plan podría representar una falta de respeto y fomentar una cultura centrada en los eventos. La mayoría, en cambio, consideró que hay que abrirse a las nuevas tendencias y deseos de la gente. En Alemania se llevan a cabo aproximadamente 840 000 entierros al año. De ellos, unos 1.300 se efectúan en los llamados "bosques de paz", en los que por lo general sólo una placa al pie de un árbol recuerda al difunto. Y la tendencia va en aumento, al igual que la de las personas que prefieren la incineración, indicando que luego las cenizas deben ser esparcidas en el mar o lanzadas al aire.

Un atractivo adicional

Fußballer-Grab

Lápidas como ésta no estarán permitidas en el cementerio del club más popular de Hamburgo.

El director del camposanto de Altona, Jan Appelt, hizo notar por otra parte que "dado que mucha gente prefiere una sepultura anónima, hay cada vez menos lápidas y más superficie de césped". A su juicio, con el proyecto de un lugar especial para hinchas del Hamburgo se podrá conferir "más atractivo" al cementerio. Por ejemplo, se planea dotar al lugar de un aspecto similar a un estadio, disponiendo las tumbas en semicírculo o incluso construyendo un portón con la forma de un arco de fútbol. Los detalles, sin embargo, aún no se han resuelto.

Lo que sí no se admitirá son lápidas estrafalarias ni nada que perturbe la paz del lugar. Tampoco podrán instalarse en el recinto puestos de venta de artículos para la hinchada del club. Al fin y al cabo, se trata de un cementerio. Se estima que el proyecto costará más de 50.000 euros, pero sus impulsores no prevén grandes dificultades para financiarlo. De hecho, si sólo un mínimo porcentaje de los 42.000 socios del Hamburgo optan una última morada junto al estadio, la demanda excederá ampliamente la oferta prevista, de sólo algo más de 150 tumbas.

DW recomienda