Henri Falcón y la sombra de la duda | Venezuela en DW | DW | 17.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Elecciones en Venezuela

Henri Falcón y la sombra de la duda

De cara a los comicios presidenciales que se celebran este 20 de mayo en Venezuela, Henri Falcón da la impresión de ser el rival más fuerte de Maduro, quien aspira a la reelección pese a su impopularidad. Una semblanza.

En Venezuela, tres hombres proclaman querer impedir que Nicolás Maduro resulte reelecto en los comicios presidenciales de este domingo (20.5.2018): el ingeniero Reinaldo Quijada, de Unidad Política Popular 89, quien se separó del oficialismo y atribuye la crisis venezolana a un "desgobierno absoluto”; el líder pentecostal Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, quien describe a sus seguidores como "chavistas inconformes”; y el exmilitar Henri Falcón, de Avanzada Progresista, el contendor más fuerte del sucesor de Hugo Chávez.

Para entender el potencial y las limitaciones de Falcón como candidato presidencial es necesario recordar las razones que llevaron a la oposición antichavista a dividirse en dos bandos irreconciliables a mediados del año pasado: por un lado hay quienes se niegan a votar bajo condiciones que, a sus ojos, favorecen únicamente al hombre fuerte de Caracas, Nicolás Maduro; por otra parte están los que irán a las urnas este 20 de mayo pese a su desconfianza en la máxima autoridad electoral, alineada como está con el Poder Ejecutivo.

El gran recelo del antichavismo

Dentro y fuera de América, Estados y organismos multilaterales se rehusaron a reconocer la legitimidad de los gobernadores elegidos el 15 de octubre de 2017 en circunstancias opacas y juramentados poco después en ceremonias inconstitucionales. Indiferente a la protesta internacional, el Gobierno venezolano convocó a comicios municipales para el 10 de diciembre siguiente y el partido de Falcón, Avanzada Progresista, respondió al llamado, desafiando a la mayor alianza opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Acusándolo de debilitar al frente antichavista por no boicotear esos comicios, sus críticos consiguieron imponer una matriz de opinión en la que se le da más peso a la militancia de Falcón en las filas del oficialismo que a su actividad posterior en el seno de la oposición. Nacido en el estado centro-norte de Yaracuy en 1961, el militar retirado debutó en el ámbito político uniéndose al Movimiento Quinta República del expresidente Hugo Chávez (1999-2013). Luego fue miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Venezuela Caracas Henri Falcon (picture-alliance/dpa/R. Peña)

Falcón habla con la prensa en un acto electoral.

Trayectoria zigzagueante

Con el respaldo del chavismo, Falcón fue elegido alcalde del municipio larense de Iribarren, el tercero más poblado de Venezuela, en 2000. Su reelección en 2004 lo animó a aspirar a la gobernación del estado de Lara en 2008. Su triunfo en los comicios regionales de ese año se lo debió no solamente al PSUV, sino también a numerosos opositores que simpatizaban con él a pesar de su filiación política. En 2010, Falcón le entregó una carta a Chávez en la que le anunciaba su deslinde del partido de Gobierno y su salto a Patria Para Todos (PPT).

Aunque originalmente cercana al chavismo, la formación PPT terminó apoyando al candidato presidencial de la MUD en los comicios de 2012, Henrique Capriles Radonski. Ese mismo año, Falcón no sólo lanzó su propio partido –Avanzada Progresista– y fue reelecto gobernador de Lara, sino que se lució como coordinador de la campaña presidencial de Capriles Radonski, quien perdió ante Maduro por un margen tan pequeño como controvertido. Hoy día es el propio Falcón quien sobresale en las encuestas como el gran rival de Maduro.

El ascenso de Falcón en los sondeos de opinión se vio propiciada por la inhabilitación política de otros dirigentes opositores mucho más populares: Leopoldo López, de Voluntad Popular, y Capriles Radonski, de Primero Justicia, tienen prohibido ejercer cargos públicos. De ahí que algunos tachen de oportunista al candidato de Avanzada Progresista. Sus contrincantes Quijada y Bertucci se reunieron con Falcón para proponerle alianzas en las urnas, pero nada salió de esas negociaciones.

En cambio, el empresario y pastor evangélico Luis Alejandro Ratti, quien tenía pensado competir por la jefatura del Gobierno, decidió retirarse de la carrera y sumarse a la campaña de Falcón. Casi 19 millones de venezolanos han sido llamados a votar este domingo (20.5.2018). Está por verse cuántos antichavistas hacen a un lado sus dudas en el último momento y se decantan por apoyar a Henri Falcón.

Evan Romero-Castillo (ERS)

DW recomienda