Hemingway envía Hollywood a La Habana | Cine | DW | 29.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Hemingway envía Hollywood a La Habana

“Sin Hemingway no habría habido razón para que una productora estadounidense filmara en Cuba”, dice Fernando Uriegas, productor de la película Papá, recientemente rodada en La Habana.

Fernando Uriegas ha hablado en entrevista con DW acerca de los pormenores del rodaje en la isla. Después de haber conocido una cantidad de sitios enormes declara que La Habana y Cuba siempre serán parte de sus lugares favoritos.

Fernando Uriegas productor en línea de Papá, ha hablando con DW acerca del rodaje de la película.

DW: ¿Es un reto filmar en Cuba?

Fernando Uriegas: Si, puede ser un gran reto. El sistema de trabajo no es como los sistemas internacionales, existen demasiadas carencias técnicas y de equipamiento. Me invitaron a participar en la cinta, principalmente, para tratar de elevar los estándares y acercarse lo máximo a lo que un grupo de rodaje de producciones internacionales está acostumbrado. Él conocer los límites de la isla ayudo a solucionar muchos aspectos del rodaje.

Kuba USA Ernest Hemmingway Film Papa wird in Havanna gedreht Joely Richardson

Joely Richardson es maquillada para la película "Papá".

¿Han tenido problemas con permisos, equipos, etc.?

La escasez de productos y la falta de competencia que sufre Cuba impactaron fuertemente en nuestro trabajo y presupuesto. Los permisos, como cualquier trámite en Cuba, pueden tardar hasta 30 días, demasiado tiempo. Las cámaras vinieron de Alemania por que el único proveedor local es una subsidiaria de una compañía alemana. Los equipos en Cuba son bastante viejos y nada baratos. Si Cuba quiere competir por producciones internacionales, deberá abrirse a la competencia y permitir a otras compañías de renta de equipos establecerse en la isla sin tener que asociarse con instituciones estatales. Gran parte de los camiones que utilizamos son de los años 50, con capacidad muy limitada. Solo existe un tráiler de maquillaje y no hay un solo motorhome donde instalar a los actores. Tuvimos que adaptar un autobús como camerino para nuestra actriz principal, nos tomó más de un mes y el resultado fue tan simpático como extraordinario.

Papá pudo ser filmada en Cuba porque el Departamento del Tesoro de Estados Unidos eliminó la mayoría de las restricciones del embargo.

Efectivamente se logró una licencia que emite el Departamento del Tesoro que permitió a la productora estadounidense invertir en Cuba. Sin embargo, el monto que se fijó para dicha inversión hizo necesario buscar un inversionista que no necesitara de licencia. Uno de los factores principales para lograr filmar esta película en sus escenarios originales fue la decidida participación del Gobierno y pueblo de Cuba. La cinta es en si un documental, ya que documenta de forma extraordinaria un pasaje trascendente de la vida de Hemingway.

¿Cómo fue filmar en lugares como el Gran Teatro de la Habana?

La experiencia de conocer y recrear un pedacito de la historia de estos lugares fue extraordinaria. Es como si hubiéramos estado presentes cuando sucedieron los hechos hace ya más de 50 años. La intensidad con la que se ha logrado preservar estos espacios es maravillosa, el trabajo de Don Eusebio Leal ha sido impecable. El rodaje no se habría logrado sin la participación del Ministerio de Cultura, del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico) y de la Oficina del Historiador.

Kuba USA Ernest Hemmingway Film Papa wird in Havanna gedreht

Trabajos de filmación de "Papá" en La Habana.

¿Cuál es la relación entre Hemingway y Cuba?

Creo que no soy la persona más indicada para esto, sin embargo si puedo atestiguar que la gente en Cuba siente una gran emoción simplemente al oír nombrar a Papá Hemingway, así como la gran cantidad de gente de todas partes del mundo que llega a Cuba diariamente para conocer un poco más de Hemingway y tratar de entender la magia que lo unió a esta hermosa tierra. En alguna ocasión, conversando con Ada Rosa Alfonso, directora del Museo Finca Vigía, me comentó “esta película se logró filmar en este sitio sólo por que Hemingway así lo quiso”. Quizás tenía que ser así, sin Hemingway no habría habido razón para que una productora estadounidense filmara en Cuba, bien hubiesen podido recrear la historia en México, Colombia o República Dominicana, pero eso seguro no habría gustado a Hemingway.

DW recomienda