Hechos repugnantes | La prensa opina | DW | 26.10.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

La prensa opina

Hechos repugnantes

La profanación de un cadáver en Afganistán y el Libro Blanco de defensa de Alemania son hoy temas de opinión destacados en la prensa europea.

Soldado alemán en la popa de un helicóptero en vuelo sobre Afganistán (foto de archivo).

Soldado alemán en la popa de un helicóptero en vuelo sobre Afganistán (foto de archivo).

Difícil proceso

Daily Telegraph, conservador, de Londres: “La decisión del gobierno alemán de redefinir las tareas de las FFAA alemanas debe ser saludada. Es el reconocimiento oficial de un hecho evidente. Triste es que sea salpicada por las repugnantes fotos de cómo soldados alemanes profanan un cráneo humano en Afganistán.

La decisión es parte de un difícil proceso en el que la política alemana de relaciones exteriores y defensa es adaptada al peso económico del país. El Gabinete dio a conocer sus intenciones al mundo y le recordó al propio pueblo que el mundo ha cambiado fundamentalmente desde el año 2001.”

Irresponsabilidad mayor

La Stampa, de izquierda liberal, de Turín: “No se trata de torturas como en la prisión iraquí de Abu Ghraib ni tampoco de caricaturas de Mahoma. El cráneo en la foto publicada es seguramente el de un soldado ruso. Pero las consecuencias del caso pueden ser desastrosas y desatar una nueva ola de ira musulmana, con atentados en Afganistán e incluso en la propia Alemania.”

La irresponsabilidad en el caso es tanto mayor aún cuanto los soldados alemanes enviados en misión a Afganistán reciben un curso de dos semanas de duración sobre la cultura y la religión del país, dándoseles luego un manual con normas de comportamiento.”

Si los enemigos lo desean

Frankfurter Allgemeine Zeitung, conservador, de Fráncfort del Meno: “Las fotos pueden desencadenar un terremoto político en Afganistán y otros países islámicos. Si los enemigos de Occidente así lo desean, el caso puede transformarse en un segundo Abu Ghraib. Un estallido de la ira popular contra los “ocupantes” en Afganistán haría aumentar el peligro para los soldados allí estacionados, particularmente para los alemanes, que hasta ahora menos han sufrido los renovados ataques de los talibanes que sus camaradas británicos y canadienses. Pero también toda la misión ISAF estaría amenazada si se pierde el control sobre la situación en Afganistán y se registran cada vez más muertos en las tropas”.


Velar por comportamiento correcto

El País, liberal de izquierda, de Madrid: “El Libro Blanco carece de precisión. Pero apunta dos cosas importantes. La primera es que, ante las amenazas terroristas contra Alemania, quizá la policía no baste, por lo que hay que prever un papel interno para las Fuerzas Armadas. En segundo lugar, Berlín tendrá mayor participación en operaciones en el extranjero de carácter multilateral. Cabe subrayar que, aunque menciona a la OTAN, la UE, la ONU y la relación bilateral con Francia, no específica ninguna prioridad respecto a estos posibles marcos de acción.

Sumando el papel interno y el externo, más el hecho de que sólo gasta un 1,4% del PIB en defensa, se deduce que por ahora el Gobierno no se plantea suprimir el servicio militar. Que sea uno de los pocos ejércitos europeos no profesionales en su totalidad no cambia en nada el carácter condenable de lo ocurrido en Afganistán. La nueva Alemania es consciente de que tiene que velar por un comportamiento absolutamente correcto de sus soldados.”

DW recomienda