Hechos de violencia aislados en las elecciones presidenciales de Mali | El Mundo | DW | 30.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hechos de violencia aislados en las elecciones presidenciales de Mali

El actual presidente del país, Ibrahim Boubacar Keïta, de 73 años se postuló para su segundo mandato. Los primeros resultados se aguardan hacia fines de semana. Podría haber segunda vuelta.

Las elecciones presidenciales en Malí, a las que se presentaron 24 candidatos, se celebraron este domingo (29.07.2018) bajo estrictas medidas de seguridad. En la capital, Bamako, y el sur del país, el clima fue tranquilo, pero hubo incidentes y actos de violencia registrados en el norte y centro del país.

Se espera una baja participación electoral. De acuerdo con analistas, estuvo tuvo que ver también con el temor de los votantes a los atentados de grupos terroristas islamistas en los locales electorales.

El actual presidente del país, Ibrahim Boubacar Keïta, de 73 años que encabeza el partido Agrupación por Mali (RPM) se postuló para su segundo mandato. Su contrincante más importante, el líder de la oposición Soumaïla Cissé, de 68 años, líder de la oposición que dirige la Unión por la República y la Democracia (URD) podría obtener los suficientes votos para hacer necesaria una segunda vuelta, que tendría lugar en dos semanas. 

En las anteriores presidenciales de 2013, Keita obtuvo una mayoría abrumadora con el 70 % de los votos, seguido por Cissé y no hubo entonces necesidad de una segunda vuelta.

Si ninguno de los 24 candidatos que concurren a estos comicios supera el 50 % de los votos, el ballotage se celebrará el 12 de agosto.

Los primeros resultados se aguardan hacia fines de semana. La policía y la misión de paz de Naciones Unidas en Mali, MINUSMA, fueron vistos patrullando en la capital Bamako.

Más de 11.000 miembros de las fuerzas de seguridad vigilaron unos 23.000 centros de votación en todo el país.

La jefa de la misión de observadores de la UE, la italiana Cécile Kyenge, explicó que los monitores visitaron 44 locales electorales en los que no detectaron irregularidades de relevancia.

Sin embargo se registraron ataques aislados a locales electorales en el centro del país, en los que resultaron heridos funcionarios electorales, indicó Sangho. La organización se basa en una red de unos 2.000 observadores electorales.

El desértico norte de Malí es una zona en la que se refugian numerosas organizaciones terroristas islámicas relacionadas con Al Qaeda, que también están ganando cada vez más influencia en el centro del país, densamente poblado. 

DG (efe, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad