¿Hay regulación para las maniobras militares internacionales? | El Mundo | DW | 14.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Hay regulación para las maniobras militares internacionales?

Los ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur provocaron un aumento de la tensión en la península coreana, y Rusia organizó juegos de guerra en Bielorrusia. ¿Hay reglas internacionales para estos ejercicios?

Finales de agosto y principios de septiembre parece ser la época de grandes maniobras militares. Recientemente, hubo movimientos de tropas  durante 11 días en la península coreana con la operación Ulchi Freedom Guardian. Unos 50.000 soldados surcoreanos y 17.500 estadounidenses practicaron, en parte con simulaciones digitales,  qué hacer en caso de una invasión por parte de Corea del Norte. Este tipo de maniobras son usuales cada año a finales de agosto, algo que permite a Corea del Norte condenarlas como preparación para una invasión.

Más temas: 

Mientras tanto, al otro lado del mundo, Moscú está ocupado con sus maniobras Zapad-2017, que durante siete días se desarrollarán en el noroeste de Rusia y en Bielorrusia. En ellas participarán  13.000 soldados y el ministro de Defensa alemán exigió más transparencia. Con estos dos movimientos de tropas en la agenda y el aumento de la tensión en todo el mundo, muchos países impulsarán maniobras militares para poner a prueba sus procesos y estrategias.

¿Por qué ser transparente?

Independientemente de si es un país o una alianza militar, no hay muchas normas internacionales que regulen tales operaciones.  Hay excepciones regionales y, por ejemplo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Eurpa (OSCE) estableció algunas directrices en el documento Viena 2011. Entre otras cosas, ese documento estipula que los Estados de la OSCE, entre los que se encuentra Rusia, notifiquen con 42 días de antelación las "maniobras militares” para operaciones de más de 9.000 efectivos. En caso de que superen las 13.000 unidades, deberán invitar a todos los miembros la OSCE como observadores.

Südkorea US Militärübung Proteste (Getty Images/AFP/J. Yeon-Je)

Protestas en Corea del Sur contra los ejercicios militares.

Tales normas están diseñadas principalmente para generar confianza entre los firmantes y evitar que puedan derivar en conflictos en Europa. Como señala Sebastian Schulte, del magazine Jane´s Defense Weekly, "las reglas de la OSCE no son un tratado formal, sino más bien uno no vinculante”. "En realidad, no adherirse a estas restricciones autoimpuestas sobre los ejercicios militares hace que caiga la confianza y crea mala prensa, pero no hay medidas directas ya que ni la OSCE ni la ONU están en posición de imponer sanciones políticas o legales”, explica.

Acuerdos entre caballeros

De hecho, Schulte considera que los reglamentos de la OSCE son una suerte de  "indicadores ", cuyo propósito es ayudar a "identificar si alguno de los firmantes trata de alejarse del consenso de grupo, en lugar de una rígida ley que prohíba y penalice ciertos comportamientos". En otras zonas en conflicto, como la península coreana, las reglas son todavía más laxas y son poco más que "acuerdos entre caballeros" diseñados con una intención similar a las reglas de la OSCE en Europa.

"La dificultad radica en el hecho de que, por definición, los militares de un país y sus asuntos son un componente principal de la soberanía de cualquier nación", explica Schulte: "En otras palabras, un país que permite que una entidad, Estado u organización extranjera dicte sus políticas militares no es realmente soberano".

Sin embargo, también hay buenas razones para que los ejercicios militares sean transparentes. Por un lado, es una buena idea anunciar un gran ejercicio de antemano para evitar sorprender a sus vecinos y asegurarse de que no piensen que se está preparando una invasión. Por otra parte, la mayoría de los países publican el calendario de sus ejercicios con antelación para mostrar su potencia militar.

En lo que respecta a la OTAN, la alianza también intensificó recientemente su programa de maniobras militares en base a los "cambios en la situación de la seguridad” en el mundo. De acuerdo con el calendario actual, se prevé que este año inicie 100 ejercicios de maniobras, además  de otros 149 ejercicios dirigidos por países miembros de forma individual, un ligero aumento respecto a 2016. La OTAN afirma también que sus maniobras militares son inofensivas y están orientadas  a buscar "transparencia y previsibilidad, pero no confrontación". En 2016, 17 de sus ejercicios estuvieron abiertos a observadores de países asociados, así como a organizaciones internacionales como la Unión Europea.

Autor: Benjamin Knight (JAG/ER)

DW recomienda

Publicidad