Hans Küng: “El Cristianismo pone de los nervios a muchos” | Política | DW | 12.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Hans Küng: “El Cristianismo pone de los nervios a muchos”

Para Hans Küng, la religión es actualmente un factor de poder. Mientras la afluencia de fieles aumenta para Budismo e Islam, el Cristianismo se queda atrás. El controvertido teólogo habla con DW-WORLD sobre las causas.

Hans Küng: fundador del proyecto Ética Mundial.

Hans Küng: fundador del proyecto Ética Mundial.

DW-WORLD.DE: Profesor Küng, actualmente los temas religiosos despiertan mucho interés, no solo en Alemania. ¿Se podría hablar de un regreso de las religiones?

Hans Küng: “Regreso de las religiones” es un término ambivalente. La religión nunca ha desaparecido. Al igual que la música, la religión es algo que permanece aunque sea rechazada durante largo tiempo. Es cierto que desde el nuevo despertar del Islam, desde la fundación de la república islámica de Irán en 1979, los europeos descubrieron que no sólo son ellos los que determinan el mundo. La Europa secular no supo percibir que su caso es un caso especial, mientras en otras partes la religión es un poder.

“¡No habrá paz entre las naciones sin paz entre las religiones! ¡No habrá paz entre las religiones sin dialogo entre las religiones!”. Dos de las máximas de los principios de la ética mundial formulados por usted. En los tiempos de la globalización, con Internet se han abierto vías de comunicación hasta ahora inimaginables. Nunca antes el acceso al saber fue tan fácil. ¿Puede mejorar este desarrollo el diálogo entre las religiones?

Dossier Rückkehr der Religion - 05#11

Islam: una gran desconocida en Europa.

En principio diría que si, aunque seguro que provoca muchos problemas. Veo como positivo que podamos aprender hoy algunas cosas de otras religiones. Sin embargo, la duda sería si estamos dispuestos a conocer. Hay gente que no quiere, que lo saben todo de antemano sin haber estudiado el Islam.

¿Quién no quiere saberlo?

Por una parte son los fundamentalistas cristianos. Toman la Biblia al pie de la letra y dicen que no necesitan a las otras religiones. También pueden ser seculares, dogmáticos del laicismo, que enrojecen cuando aparece la palabra religión y opinan que no se debería hablar de eso en la escuela. Tienen dificultades en aceptar que la religión se ha convertido de nuevo en un factor de poder en la historia mundial.

Según dice una representativa encuesta, el Cristianismo ya no es la religión que más simpatías despierta entre los alemanes sino el Budismo. ¿Cómo se lo explica?

En se considera el Budismo como libre de dogmas, como una religión sin muchos preceptos. Es una religión que mira más al interior, que se apoya en la meditación, que no tiene una imagen tan antropomórfica y concreta de la realidad última. Por otra parte, el Cristianismo pone de los nervios a muchos por su concentración de poder. Si tenemos un Papa que continuamente aparece como grandioso y aparenta ser el líder espiritual del mundo, sólo los que le siguen son verdaderos cristianos, solo la iglesia católica romana es la verdadera iglesia. Esto es lo que pone de los nervios a muchos. Incluso aunque no protesten en público, tratan de obviarlo y no quieren tener nada que ver.

Dossier Bild Die Rückkehr zur Religion Kirche

¿Vuelta de las religiones?

Volviendo al Islam, ante la pregunta de cual es la religión más pacífica, el 43% considera que el Budismo y el 41% que el Cristianismo. El Islam se queda en un 1%, ¿Se ve al Islam en como un enemigo?

Si, el Islam sin duda es considerado como enemigo debido a que en los occidentales sólo atienden a determinados puntos del Islam. Los europeos lo ven desde el punto de vista del avance del Islam por el norte de África hasta España entre los siglos VIII y XV, y el dominio de los osmanos en los Balcanes. Lo que no se ve es que los cristianos no sólo fueron los responsables de las cruzadas, sino que en el siglo XIX, colonizaron todo el espacio islámico desde Marruecos hasta Indonesia. Y por eso surgen las tensiones.

Occidente no ha solucionado muchas estas tensiones. Sobre todo en lo relacionado con el conflicto entre palestinos e israelíes. Si se hubiese firmado la paz después de la Guerra de los Seis Días en 1967, no habría habido ni Bin Laden ni los ataques al World Trade Center del 2001. En vez de eso, se ha extendido la sensación de que los occidentales están en Arabia, que avanzan por Afganistán, que avanzan de tal forma que incitan a la creación de fuerzas de defensa. Los jóvenes confusos se agarran al terrorismo. Esta claro que hay que condenar los atentados suicidas. Pero también hay que preguntarse porqué esos jóvenes están tan indecisos que se prestan a realizar semejantes atentados.

Continúa en la siguiente página.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda