Greenpeace: Rusia podría acusar de terrorismo a activistas | Europa | DW | 20.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Greenpeace: Rusia podría acusar de terrorismo a activistas

Tras el asalto de la guardia costera rusa al barco "Arctic Sunrise" de la organización ecologista Greenpeace, las autoridades lo están remolcando a la ciudad portuaria de Murmansk, donde el caso se dejará en manos de investigadores, informó el servicio secreto interno ruso FSB a la agencia de noticias Interfax. El barco, con 27 tripulantes a bordo, se espera en Murmansk como pronto el lunes, añadió el FSB, responsable de la protección de fronteras. El activista de Grenpeace Roman Dolgov dijo que podrían ser acusados de terrorismo, algo que calificó de "absurdo". La tripulación está siendo vigilada por hombres armados. "No sabemos en estos momentos lo que ocurre exactamente a bordo", dijo el portavoz de Greenpeace, Christoph von Lieven, a dpa, que acusó a las autoridades rusas de toma ilegal. "Nuestros colegas son retenidos contra su voluntad en aguas internacionales por la guardia costera. Eso es violencia arbitraria", denunció. El "Arctic Sunrise", que navega bajo bandera holandesa, protestó en el mar de Pechora contra las previstas perforaciones petroleras por parte del consorcio estatal ruso Gazprom. A raíz de esa protesta, el FSB abordó el barco y detuvo a la tripulación. Greenpeace protestó ante 18 embajadas rusas en todo el mundo contra la actuación de la autoridades. El FSB confirmó el incidente. El capitán ignoró las órdenes de detenerse, informó el servicio secreto, que dijo se está preparando material para entregar a las autoridades responsables de la investigación. El capitán se negó a firmar el protocolo de registro del barco, añadieron las fuentes rusas. Greenpeace acusa a Rusia de dañar el sensible ecosistema del Ártico con las previstas exploraciones. DPA

Publicidad