Grecia promete que cumplirá con todas sus obligaciones | Política | DW | 27.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Grecia promete que cumplirá con todas sus obligaciones

Poco antes de la votación en el Bundestag sobre el nuevo mecanismo europeo de salvamento, Georgios Papandreu, el primer ministro griego, aseguró que su país cumplirá con todas las condiciones para recibir dinero fresco.

default

Angela Merkel, Hans-Peter Keitel (presidente de la BDI) y Georgios Papandreou (de izq. a dcha.): toda ayuda que podamos prestar, la prestaremos.

En conferencia de prensa con Angela Merkel en Berlín, la canciller federal alemana, este martes (27.09) por la tarde, Papandreu subrayó nuevamente la disposición de su país a cumplir con todas las reformas exigidas por la troika internacional conformada por el Banco Central Europeo, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El primer ministro griego aseguró que, aunque las condiciones se hayan modificado debido a la recesión por la que atraviesa su país, los objetivos de ahorro continúan vigentes: Grecia aspira a presentar en el 2012 un presupuesto público primario (sin el pago de intereses) equilibrado.


Pero para ello, subrayó, “es muy importante que nuestros socios europeos nos den una clara señal de respaldo”.


Merkel, para no ser menos, aseguró que “Alemania quiere una Grecia fuerte” y que hará para ello “todo lo que sea necesario”. No obstante, acotó, el país debe cumplir con todas las condiciones, para recibir una evaluación positiva de la troika. Ello es imprescindible para girar dinero fresco a Grecia, agregó.   

Papandreu y los industriales alemanes 

“Garantizo que Grecia cumplirá”, había manifestado ya por la mañana Papandreu ante representantes de la Asociación de Industrias Alemanas, agregando que no esperaba que lo aplaudieran por ello, pero que sí exigía respeto para su país.

 

 

 

“Garantizo que Grecia cumplirá”, manifestó ante representantes de la Asociación de Industrias Alemanas (BDI) durante su visita a Berlín. Y agregó que no esperaba que lo aplaudieran por ello, pero que sí exigía respeto para su país.

En octubre serán aprobados además más recortes al presupuesto griego, agregó, para apuntalar sus palabras con hechos. Ello es más que necesario: los inspectores del Banco Central Europeo, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional volverán a Atenas esta semana para controlar los progresos.

Merkel, también presente en la conferencia de la Asociación de Industrias, no dejó solo al primer ministro griego. “Toda ayuda que podamos prestar, la prestaremos”, manifestó la canciller federal alemana. Con miras a la votación en el Bundestag (Parlamento alemán) este jueves (29.09.), agregó: “El euro es nuestro futuro común; por lo tanto la votación tiene suma importancia”.

El Parlamento alemán deberá decidir sobre un aumento de la participación alemana en las garantías para el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) de 123.000 a 211.000 millones.

El FEEF es una entidad jurídica temporal aprobada por los 27 Estados miembros de la UE en mayo de 2010. Su tarea es asegurar la estabilidad financiera en Europa ofreciendo ayuda a países con problemas de deuda pública.

El FEEF emitió sus primeros bonos en enero de 2011, destinados a apoyar a Irlanda, con una calificación AAA concedida por varias agencias de rating. Está planeado que el FEEF sea sustituido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una estructura fija que se planea entre en vigor el 1 de julio de 2013.

Además, el FEEF tendrá la posibilidad de recurrir a instrumentos complementarios para impedir un contagio de los problemas de Grecia a otros países.

Considerables resistencias en el Bundestag

En los grupos parlamentarios de los partidos políticos que integran la coalición de Gobierno en Alemania existen a dos días de la votación aún considerables resistencias contra la ampliación del FEEF, que, si es aprobada por todos los países de la eurozona, llegará a disponer de garantías por 440.000 millones de euros en total para apoyar a los países en dificultades.

No se trata de fondos que los países del euro deban poner a disposición, sino de avales. Sobre la base de esos avales, el FEEF toma los dineros necesarios en el mercado de capitales. Gracias a las garantías, los intereses que debe pagar el FEEF son reducidos.

Para asegurarse el apoyo de la eurozona, Atenas aprobó la semana pasada más recortes en los sueldos de los funcionarios y las pensiones. Las pensiones de más de 1.200 euros serán reducidas en un 20%. Además fue creado un nuevo impuesto a la propiedad inmobiliaria y el monto de ingresos libre de impuestos fue rebajado de 8.000 a 5.000 euros por año.

Reducir la burocracia y aumentar la competitividad

Ahora todo depende del informe de los inspectores que controlarán las cuentas públicas en Atenas. Si el informe es negativo y la nueva cuota de 8.000 millones de euros no es transferida a Grecia, el Estado griego deberá declararse en quiebra próximamente.       

En su discurso en la Jornada de la Industria Alemana, Papandreu se esforzó por disipar las dudas con respecto a la capacidad de realizar reformas en el país. Su Gobierno está firmemente decidido a dar todos los pasos necesarios para reducir la burocracia y aumentar la competitividad de la economía, dijo, aunque ello genere grandes tensiones.

No sin cierto patetismo agregó: “Mi problema no es si seré reelegido o no. Mi problema es salvar a Grecia”.

Simultáneamente, el primer ministro griego llamó a sus socios europeos a no cejar en las ayudas. “Es decisivo que no se deje caer a Grecia, pues ello nos da tiempo para llevar a cabo las transformaciones necesarias”, agregó. Además indicó que las exportaciones griegas ya aumentaron considerablemente este año. Y para rematarla aseguró que en 2012, luego de los draconianos recortes, el Gobierno registrará un superávit en su presupuesto primario (sin los intereses).

Autor: Pablo Kummetz
Editora: Emilia Rojas Sasse

 

DW recomienda

Publicidad