Grecia no abandonará la eurozona | Economía | DW | 07.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Grecia no abandonará la eurozona

En medio de rumores sobre el abandono de Grecia de la eurozona, el eurodiputado liberaldemócrata Wolf Klinz advierte sobre las consecuencias que ello supondría y urge a otorgar una reducción de la deuda helénica.

default

La población griega se muestra poco dispuesta a seguir soportando las medidas de austeridad.

Una rápida conversión de la deuda griega ofrece a Atenas mejores posibilidades para realizar una exitosa reestructuración afirma el eurodiputado liberaldemócrata Wolf Klinz en una entrevista con la emisora Deutschlandfunk. El presidente de la Comisión Especial para la Crisis Financiera, Económica y Social ante el Parlamento Europeo descarta categóricamente la salida de Grecia de la eurozona pues tendría peores consecuencias para los países y bancos acreedores que si se realiza una reducción de la deuda. La crisis provocada por los elevados endeudamientos de algunas economías de la Unión Europea parece lejos de ser superada a juzgar por un encuentro secreto que tuvo lugar anoche (06.05.2011) en Luxemburgo en el que participaron el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, el finlandés Olli Rehn, así como los ministros de Luxemburgo, Francia, Alemania, España, Italia y Grecia. En el encuentro se analizó la situación griega y aunque descartaron cualquier renegociación de su deuda se opusieron rotundamente a la salida de Grecia de la eurozona.

Deutschlandfunk: ¿Se enteró usted del encuentro de anoche?

Klinz: Me enteré por las agencias.

¿Le hubiera gustado haber sido informado?

Si se hubiera anunciado abiertamente no hubiera provocado tanta especulación.

Que por cierto no es lo mejor para los mercados financieros.

Por eso tuvo lugar en un viernes por la noche cuando las bolsas ya cerraron y puede mantenerse en relativo secreto. Es decir, no se trató de un encuentro informal sino que hubo una clara razón por la cual tuvo lugar el encuentro.

¿Porqué tanto secreto?

Sería mejor actuar con las cartas abiertas. No es ningún secreto que Grecia hace grandes esfuerzos en la implementación de las llamadas medidas de austeridad que conforme más se prolongan la población menos dispuesta se muestra a seguir soportándolas.

Y eso sin considerar los efectos que provoca en los mercados financieros.

En situaciones como ésta lo prioritario es tranquilizar a los mercados. Lo que me imagino que buscó Grecia en este encuentro es dejar en claro que los intereses que exige tanto el Fondo Monetario Internacional como la Unión Europea son demasiado altos. Irlanda pidió hace poco que se ajustara el pago de intereses y un plazo mayor para su amortización. No creo que Grecia haya amenazado con abandonar la eurozona como algunas agencias decían. Pero si creo que Grecia espera mejores condiciones por parte de la Unión Europea y así lo ha manifestado.

¿Que consecuencias tendría una salida de Grecia de la eurozona?

En primer lugar sería un gran revés político para el proyecto europeo. No hay que olvidar que no sólo es económico sino también político. En segundo lugar sería imposible que Grecia pagara su deuda en euros. La reintroducción de los viejos dracmas griegos estaría acompañado de una devaluación masiva, que probablemente sería de un 40 o 50%. Con ello la deuda se duplicaría de la noche a la mañana. Entonces sería imposible que Grecia pagara su deuda. Los acreedores tendrían que asumir cuantiosas pérdidas. Los bonos griegos en los que el Banco Central Europeo invirtió masivamente perderían prácticamente su valor lo que también repercutiría en los países que financian a la entidad. Alemania, que cuenta con un 27% de la participación en los activos del BCE sería el más afectado. No en vano Merkel y Sarkozy se oponen rotundamente a que Grecia abandone la eurozona.

Wolf Klinz FDP Europa-Abgeordneter EU-Parlament

El eurodiputado liberaldemócrata Wolf Klinz.

Entonces Grecia debería recibir más dinero de la Unión Europea, pero eso es algo que nadie quiere.

Desde mi punto de vista deberíamos diferenciar si queremos una reestructuración, una reducción de la deuda, un llamado corte de pelo o si Grecia tiene que plantearse dejar la eurozona. Como se imaginará el abandono de Grecia de la eurozona no está sujeto a discusión por las enormes consecuencias que tendría que rebasan el ámbito económico.

En cambio una reestructuración, es decir una reducción de la deuda será inevitable y es lo que viene. Cuando es necesario hacer algo, y en eso coinciden muchos economistas, es mejor hacerlo rápido porque retrasar ese paso hace la carga mayor.

Autor: Christian Bremkamp/ Eva Usi

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda