Grandes medios no podrían cubrir juicio contra célula neonazi | Alemania | DW | 29.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Grandes medios no podrían cubrir juicio contra célula neonazi

Nuevo sorteo de plazas para medios, realizado por el Tribunal Superior de Múnich, benefició a medios turcos y griegos, pero dejó por fuera a importantes medios supraregionales de Alemania, que presentaron nueva queja.

Corte penal de Múnich en la calle Nymphenburger.

Corte penal de Múnich en la calle Nymphenburger.

Este 29 de abril fueron designadas por sorteo las 50 plazas destinadas para la prensa para seguir el esperado juicio contra una célula terrorista neonazi, tras la polémica suscitada por el primer proceso de acreditación donde no se incluía a ningún medio extranjero.

Las plazas estarán divididas entre medios nacionales e internacionales para asegurar que los periodistas extranjeros podrán seguir el proceso contra la única superviviente del trío neonazi acusado de asesinar a ocho turcos, un griego y una policía alemana entre el 2000 y el 2007.

En el sorteo se vieron beneficiados medios turcos y griegos, pero quedaron fuera grandes publicaciones alemanas como los diarios nacionales "Frankfurter Allgemeine Zeitung", "Die Tageszeitung" y el semanario "Die Zeit", lo que llevó a la Federación Alemana de Periodistas (DJV) a presentar una queja.

"El resultado del procedimiento de acreditación es cuestionable", dijo el presidente de la agrupación, Michael Konken. "No puedo entender que los medios principales suprarregionales no tengan posibilidad de reportar sobre el juicio". La distribución de las plazas "contradice por completo la tremenda relevancia nacional e internacional del juicio".

Cuatro medios turcos, uno griego y uno persa

Los medios turcos tienen cuatro plazas reservadas, mientras que los griegos contarán con una plaza segura en la sala de Múnich, al igual que los medios en persa. El resto de plazas para asistir a uno de los juicios más importantes desde la posguerra se repartieron a través de diferentes apartados divididos entre medios en alemán con sede en el extranjero, medios en otros idiomas, agencias de noticias nacionales e internacionales y medios que publiquen en alemán con sede en Alemania.

Pero a diferencia de la anterior distribución de acreditaciones, las plazas podrán ser cedidas a colegas.

Con la decisión de dividir el contingente de acreditaciones, el tribunal muniqués buscaba solucionar el problema que surgió en el primer proceso de acreditaciones y que obligó al tribunal a aplazar el juicio tras el fallo del Tribunal Constitucional alemán que obligaba al OLG a permitir el acceso a los periodistas extranjeros en la sala.

El caso de la célula terrorista neonazi NSU, destapado en noviembre de 2011, generó una honda conmoción en Alemania, no sólo por representar la ola de violencia organizada de ultraderecha más sangrienta que vivió el país desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, sino también porque reveló graves deficiencias en las fuerzas de seguridad.

Los neonazis pudieron asesinar durante años sin que los servicios secretos sospecharan que estaban detrás de los crímenes, pese al gran número de informantes y agentes encubiertos que la inteligencia alemana tiene infiltrada en grupos de ultraderecha.

JOV (dpa, afp)

Publicidad