Google, los alemanes y el pago de cuentas sin contacto | Economía | DW | 26.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Google, los alemanes y el pago de cuentas sin contacto

Google intenta convencer a los alemanes de pagar sus cuentas con el celular. Hasta hoy, ni los bancos, ni las operadoras de telefonía móvil ni los proveedores de tarjetas de crédito lo han logrado. Una misión difícil.

Simplemente sujete el smartphone frente a un terminal de pago, ¡y listo!. En Alemania, hasta el momento, ningún proveedor ha logrado introducir el sistema de pago por teléfono móvil sin contacto. En este país, la mayor parte de los pagos se ejecutan en efectivo; alrededor del 70 porciento de las transacciones. Ya sea en el supermercado o en un restaurante, el pago es con dinero en mano. También es muy común el uso de la tarjeta de débito, conocida sobre todo por los usuarios de edad más avanzada como "la tarjeta EC”. Los alemanes tienen, en este caso, un comportamiento más ambivalente y prefieren la tarjeta de débito incluso por encima de la de crédito, más común en países como Dinamarca y Suecia.

El secreto de Google

Ahora todo ha cambiado: el gigante de internet Google llega con Google Pay, el servicio de pago en línea, y quiere convencer a los alemanes de los beneficios del pago sin contacto. Los proveedores de telefonía móvil como Deutsche Telekom, Vodafone y Telefónica ya han fracasado en su intento y descartaron sus sistemas de pago móvil. Solamente el,Deutsche Bank ha logrado un éxito moderado con su propuesta. Incluso el mismo Apple aún no ha conseguido instalar su sistema Apple Pay en Alemania.

Google contará con una serie de socios, entre ellos los proveedores de tarjetas de crédito Visa y MasterCard; Commerzbank y su filial en línea Comdirect; así como los bancos en línea N26 y Boon (que pertenece al procesador de pagos Wirecard). Según adelantó la compañía, otros socios estarían en camino.

Alemania es el decimonoveno país en el que Google introduce su servicio de pago móvil, que puso en marcha hace cuatro años en Estados Unidos, aún con el nombre de Android Pay. Este último es el sistema operativo de Google y opera en aproximadamente tres cuartas partes de los teléfonos inteligentes del país. 

Los beneficios del servicio de pago sin contacto

La esperanza de Google es que la proliferación masiva de su sistema operativo dé un impulso a los pagos móviles. Sin embargo aún está por verse si esto convencerá a los alemanes de aceptar la iniciativa.

Eso sí, ya se puede pagar sin contacto con tarjetas de débito o crédito, siempre y cuando los equipos de pago tengan instalado un chip llamado NFC, que por sus siglas en inglés significa comunicación inalámbrica de corto alcance (Near Field Communication).  Este tipo de pago fue bien recibido en Alemania. Hace un año solo el dos porciento de los pagos con tarjeta se hicieron sin contacto, ahora ya alcanzan un 15 por ciento.

VISA Kreditkarte (Imago/teutopress)

Así de sencillo, si tiene el chip NFC, solo basta acercar la tarjeta a la terminal de pago y se ejecuta la transacción.

La pregunta es: ¿por qué se debería ingresar los datos de la tarjeta en Google Pay, si se puede mantener la tarjeta en lugar del smartphone frente al equipo de pago? Cada vez más tarjetas llevan el chip NFC. Por ejemplo Volksbank y Sparkasse ya han modernizado alrededor de la mitad de sus 70 millones de tarjetas emitidas. Mientras que los grandes bancos privados como Deutsche Bank y Commerzbank ya las emiten con este sistema desde hace dos años. Por supuesto, los terminales de pago también deben estar habilitados para ello. Según la Asociación de Comercio Minorista, en Alemania ya hay casi medio millón de terminales actualizados. Otros 300 mil restantes aún deberían ser equipados y esto tomaría alrededor de otros dos años.

La clave del éxito es la tarjeta de crédito

Google defiende la velocidad del proceso de pago: por cantidades de hasta 25 euros, solo se debe desbloquear el Smartphone antes de acercarlo a la terminal de pago. Los importes más altos requieren una autorización adicional del usuario. Otro beneficio es que el sistema de pago facilitaría las transacciones en tiendas en línea o compra de tickets electrónicos.

La desventaja es que se debe tener una tarjeta de crédito de los bancos socios. Mientras no se integren las tarjetas de débito al sistema, se descarta la posibilidad de que de esta modalidad se expanda. Ahora que se ha lanzado el sistema al mercado, se puede pagar en tiendas  seleccionadas como Aldi, Lidl, Kaufland, ferreterías Hornbach y la cadena de comida rápida Mc Donalds.

Por su parte, el gremio de pequeños comerciantes dice que "no impulsará a Google Pay”, puesto que los pagos con tarjeta de crédito no son tan acogidos entre los distribuidores debido a que las tarifas son mucho más altas, con respecto a las de las tarjetas de débito.

Por lo tanto, Google tendrá que hacer un gran esfuerzo para acercar a los alemanes a su sistema de pago. Especialmente por lo reservados que ellos son con la privacidad de sus datos.

Y eso es lo que a Google le interesa, ya que puesto hecho énfasis en que no quiere ganar nada con las transacciones. Lo que quiere saber es en qué, cuándo y para qué gastan los clientes. Al menos no recibirían publicidad de productos que ya compraron hace meses.

Böhme, Henrik (PANA/ER)

Ver el video 26:01
Now live
26:01 minutos

Hecho en Alemania - Con o sin efectivo

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema