Gobierno eslovaco al borde del caos por muerte de periodista | Europa al día | DW | 13.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Gobierno eslovaco al borde del caos por muerte de periodista

Uno de los socios del tripartito eslovaco anunció este lunes (12.03.2018) que abandonará el Gobierno, dejándolo en minoría en el Parlamento, si no se convocan elecciones anticipadas, agravando así la crisis política abierta por el asesinato de un periodista que investigaba vínculos de la mafia con personas cercanas al Ejecutivo.

Tras una reunión de cinco horas de la cúpula de su formación, Belá Búgar, líder de Most-Hid, el partido de la minoría húngara, anunció que se ha decidido negociar con sus socios el adelanto de las elecciones, previstas para dentro de dos años, o, de no ser posible, abandonar el Ejecutivo.

De hacerlo, las otras dos formaciones, el Partido Socialdemócrata del primer ministro, Robert Fico (en la foto), y el nacionalista SNS, quedarían son sólo 64 de los 150 escaños del Parlamento unicameral, aunque respaldados por otros cinco diputados independientes.

Pero si el Gobierno quedara en minoría para aprobar leyes, tampoco la oposición podría reunir los 90 diputados que la Constitución establece como necesarios para destituir al Ejecutivo y convocar elecciones anticipadas. De celebrarse, esas elecciones podrían convocarse para octubre, coincidiendo con los comicios locales.

La decisión de Most-Hid se ha producido incluso después de que se cumpliera una de sus exigencias para mantenerse en el Gobierno, la dimisión del ministro del Interior, Robert Kalinak. Según los medios eslovacos, Most-Hid, que tiene tres ministros, no habría logrado el apoyo de sus socios de coalición para que los cambios en el Ejecutivo fueran más profundos e incluyeran la salida de Fico.

La crisis gubernamental se precipitó tras el asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak, encontrado muerto a tiros junto a su novia en su casa cerca de Bratislava a finales de febrero. En su último reportaje, que se publicó inacabado tras su muerte, el reportero, de 27 años, desvelaba las posibles conexiones de la mafia italiana con personas próximas al jefe del Ejecutivo.

Con anterioridad, Kuciak había investigado el supuesto fraude fiscal y otras malas prácticas de empresarios del hampa, de los que había recibido amenazas que no fueron supuestamente atendidas por la policía. Las revelaciones de Kuciak y su asesinato han sacudido Eslovaquia y han provocado las protestas más multitudinarias desde las marchas que contribuyeron a acabar con la dictadura comunista en 1989, así como la reprobación de la mayoría de los partidos de la oposición. (EFE)

DW recomienda

Publicidad