Gobierno de Argentina critica a compañías por cortes de luz | América Latina | DW | 28.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Gobierno de Argentina critica a compañías por cortes de luz

El ministro de Planificación, Julio de Vido, lamentó la “falta de actitud” de los empresarios, a los que llamó a no “hacerse los chanchos rengos”.

Una ola de calor como no se había visto en Argentina en cuatro décadas obligaría a la ciudadanía a usar los aires acondicionados y, con ello, a saturar el sistema eléctrico, provocando cortes de energía que han afectado a distintas zonas del país, aunque principalmente a la capital, Buenos Aires. Esto, además de malestar, ha despertado la ira del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, que este sábado (28.12.2013) salió a llamar la atención de las empresas distribuidoras.

El encargado fue el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quien dijo que “como directivo de la empresa hay que ponerse al frente de los problemas, como hacemos los funcionarios. No hacerse los chanchos rengos” y criticó lo que calificó de “falta de actitud y presencia” de los directivos. “Estoy pidiendo que tengan la actitud como argentinos, la responsabilidad social, la actitud presencial y la voluntad de solucionar los problemas”.

En algunos casos extremos, los cortes de electricidad y agua se han extendido por más de diez días, lo que ha llevado a que grupos de personas indignadas incluso interrumpan los accesos de la capital argentina, exigiendo soluciones. Siempre que hay olas de calor, el sistema eléctrico de uno de los países más grandes de Sudamérica colapsa y, en muchos casos, con ello se malogran los electrodomésticos de los ciudadanos.

Oposición culpa al Gobierno

De Vido amenazó, además, con sanciones contra las empresas una vez que acabe la ola de calor, que se extenderá, según los pronósticos, hasta el 1 de enero. Para el Ejecutivo, la responsabilidad por lo que sucede es de las empresas distribuidoras, a las que acusa de no invertir lo suficiente para ponerse a la altura de las necesidades del país. Pero analistas aseguran que los cortes de luz son una mezcla de falta de inversión con falta de planificación estatal en un sector fuertemente subsidiado y donde las tarifas llevan años congeladas.

“Hace 14 días que estoy sin luz, ya no sé qué hacer", lamentó una mujer que oscilaba entre el llanto y la ira en un improvisado piquete levantado en una calle del barrio porteño de Almagro. Ancianos y enfermos quedaron aislados en sus departamentos sin poder bajar a la calle, mientras el resto se vio obligado a subir escaleras en sus edificios para acarrear baldes de agua. Unos y otros perdieron los alimentos que conservaban en refrigeradores.

Por otro lado, dirigentes de la oposición acusaron al Gobierno de la situación. El diputado del opositor Frente Renovador, Sergio Massa, dijo que la esto es “sinónimo de fracaso, de errores y síntoma de deterioro”, y añadió que “claramente es el Gobierno nacional el que tiene que dar respuestas porque es el que controla los concesionarios”, al tiempo que acusó de “falta de capacidad para resolver el problema”, que ha afectado a todas las clases por igual.

DZC (AP, dpa)