Gobernador de Hong Kong da ″cero posibilidades″ a demandas | El Mundo | DW | 12.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobernador de Hong Kong da "cero posibilidades" a demandas

Leung Chun-ying advirtió que las manifestaciones están “fuera de control” y dijo que las exigencias de los estudiantes no serán satisfechas.

En una entrevista con el canal de televisión local TVB, el gobernador de Hong Kong, Leung Chun-ying, declaró este domingo (12.10.2014) que las manifestaciones prodemocráticas que desde hace dos semanas colman las calles de la metrópolis china se encuentran “descontroladas” y aseguró que las exigencias de los estudiantes “tiene cero posibilidades” de ser satisfechas por las autoridades de Pekín.

A juicio de Leung, las protestas seguramente “terminarán pronto”. Y sobre una de las principales exigencias del movimiento de protesta, es decir la renuncia del mismo Leung, éste sostuvo que “mi dimisión no resolverá el problema, porque lo que demandan (los estudiantes) depende de una decisión tomada por la Asamblea Nacional Popular (ANP)”, que opera en la capital china y no en Hong Kong.

El gobernador Leung Chun-ying.

El gobernador Leung Chun-ying.

Las protestas comenzaron luego de que el pasado 31 de agosto la ANP dejó en manos de un comité ligado al régimen comunista la selección de los candidatos para la jefatura de Gobierno de Hong Kong en 2017, lo que incitó a los estudiantes a poner en marcha la "revolución de los paraguas", como coloquialmente se ha apodado a este movimiento, que hoy cumple 15 días.

“No es una revolución”

Leung afirmó que las manifestaciones son en realidad “un movimiento de masas que se ha descontrolado”, en referencia a la supuesta incapacidad de sus líderes para organizarlo, y dijo que por masivas que sean las movilizaciones, distan de “ser consideradas una revolución”. Asimismo, puso en duda que duren mucho más tiempo y dijo que su gobierno intentará convencer a los manifestantes para que abandonen la carretera en la que acampan.

El gobernador aseguró que si es necesario, las fuerzas de seguridad ocuparán la fuerza en caso de ser necesario, aunque reconoció que se encuentra ante un “incidente muy especial”. “Tenemos una responsabilidad de hacer cumplir la ley”, pero las características del movimiento, que es pacífico, ha llevado “al gobierno, incluidas las fuerzas de seguridad, a manejar este incidente con la máxima tolerancia”.

DZC (dpa, EFE, Europa Press)

DW recomienda

ADVERTISEMENT