1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Giuliana Sgrena no excluye que ella fuera objetivo del tiroteo

CHP6 de marzo de 2005

La periodista Giuliana Sgrena no excluye que ella fuera el objetivo del tiroteo por parte de soldados de EEUU, que se produjo tras su liberación en Irak y en el que murió el agente italiano Nicola Calipari.

https://p.dw.com/p/6Ks9
Llega a Italia el cadáver de Nicola Calipari.Imagen: AP

La periodista italiana Giuliana Sgrena dijo a representantes del ministerio fiscal italiano que el ataque de la patrulla norteamericana contra el convoy en el que viajaba al ser liberada fue injustificado. El vehículo en el que viajaban iba a una velocidad moderada, sin dar pié a equívocos.

La periodista también manifestó que no había ningún puesto de control, como alega EEUU, sino que se trataba de una patrulla situada a unos 700 metros del aeropuerto de Bagdad, que disparó apenas les iluminó con un faro.

Acusaciones contra militares de EEUU

En declaraciones a la cadena "Sky TG 24", desde el hospital donde se recupera de las heridas sufridas en el incidente, indicó que no excluye que ella fuera el objetivo del tiroteo por parte de los militares estadounidenses en Bagdad.

"Es conocido por todos que los americanos no quieren negociaciones para la liberación de rehenes, por lo que no veo por qué debo excluir haber sido yo su objetivo", señaló la reportera, quien aseguró que no volverá nunca más a Irak "porque allí no se puede hacer información".

En un artículo publicado en la edición dominical de "Il Manifesto", para el que trabaja Giuliana Sgrena, afirma que sus captores le alertaron de que los norteamericanos no querían que volviese a Italia.

"Declaraban estar firmemente empeñados en liberarme, pero debía estar atenta, `porque están los americanos que no quieren que tu vuelvas'', escribe la reportera en su artículo titulado "Mi verdad".

Rumsfeld promete esclarecimiento rápido

Las autoridades italianas están a la espera de que EEUU aclare lo ocurrido, como se ha comprometido el propio presidente estadounidense, George W. Bush, en una llamada telefónica al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Los italianos piden un rápido esclarecimiento de los hechos por parte de las autoridades estadounidenses. El ministerio de Defensa italiano informó que su titular, Antonio Martino, recibió una llamada de su colega norteamericano, Donald Rumsfeld, en la que le expresó su convicción de que las investigaciones en marcha lo aclararán todo.

Otra investigación, en este caso judicial, sigue adelante en Roma, con la imputación por parte de los fiscales del delito de homicidio voluntario, y el envió a Washington de una rogatoria para conocer el nombre de los soldados que forman la patrulla.

Homenaje a Nicola Calipari

El domingo llegó a Roma el cuerpo del agente secreto Nicola Calipari que murió el viernes cuando protegía con su cuerpo a la periodista Giuliana Sgrena, a la que llevaba al aeropuerto de Bagdad tras negociar su liberación con los secuestradores.

Miles de personas desfilaron por la capilla ardiente con los restos mortales del agente secreto. La capilla ardiente con los restos mortales del agente abrió sus puertas a primeras horas de la tarde para que los italianos puedan rendirle el último homenaje.

Nicola Calipari, fue recibido por las más altas autoridades del Estado como un héroe. El Presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, rindió honores al difunto, al que le ha concedido una medalla especial al valor. El lunes se celebrarán los funerales de Estado en la iglesia de Santa María de los Ángeles.