Gaza: caminos y desvíos de la protesta | El Mundo | DW | 31.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Gaza: caminos y desvíos de la protesta

Durante un año, los palestinos se han manifestado en Gaza contra el bloqueo de Israel. El Ejército israelí dispara con fuerza y se justifica: Hamás está abusando del movimiento.

Levanten el asedio, pide este joven manifestante en Gaza. (Reuters/M. Salem)

"Levanten el asedio", pide este joven manifestante en Gaza.

Las protestas de decenas de miles de palestinos en la valla fronteriza con Israel debieron ser pacíficas este sábado (30.03.2019), según el acuerdo entre Israel y el gobernante movimiento Hamás en la Franja de Gaza. Pero no fue así.

Según fuentes palestinas, un joven de 17 años de edad, murió tiroteado en violentos enfrentamientos con soldados israelíes. Además, al menos 244 palestinos resultaron heridos, entre ellos diez por arma de fuego, de acuerdo con el Ministerio de Salud en Gaza y el servicio de rescate de la Media Luna Roja. Ya en la mañana, otro palestino había sucumbido a las heridas sufridas en enfrentamientos de la noche anterior.

Esto pone en peligro uno de los acuerdos más importantes entre Israel y Hamás. Tras la más reciente escalada, y según un informe del diario israelí Haaretz, ambas partes habían acordado moderación el viernes. Hamás impediría a los manifestantes avanzar directamente hacia la cerca. A cambio, el Ejército israelí renunciaría al uso de armas, en tanto como fuese posible.

Este acuerdo, según aseguró a Haaretz un representante palestino no identificado, estaría flanqueado por otros. Así, Israel reabriría los pasos fronterizos a la Franja de Gaza, con lo que se levantaría el veto sobre la zona de pesca en la costa gazatí, expandiría el área destinada a esta actividad, como efectivamente ha ocurrido en esta mañana de domingo. Además, se eliminarían restricciones a la importación de mercancías hacia la franja de Gaza.

De hecho, según Haaretz, Israel quiere reunirse con los habitantes de Gaza para ofrecerles algunas medidas de alivio. Esto debería suceder, al menos, hasta el 9 de abril, el día de las elecciones parlamentarias israelíes. Hasta entonces, el gobierno israelí quiere evitar disturbios en la Franja de Gaza, hasta donde sea posible.

Crítica al Ejército de Israel

Si se mantiene este acuerdo, a pesar de los incidentes violentos del sábado, se establecería un nuevo tono en el tratamiento de ambas partes a las protestas palestinas iniciadas hace un año ante la valla israelí, que no marca frontera oficial alguna, porque Palestina no ha sido internacionalmente reconocida como un Estado.

El ejército israelí responde sin tregua. (Reuters/M. Torokman)

El ejército israelí responde sin tregua.

El 30 de marzo 2018 se reunieron allí manifestantes, para protestar, en primer lugar, contra el bloqueo impuesto a Gaza por Israel, y sostenido también por Egipto. El 30 de marzo es considerado por los palestinos como el "Día de la Tierra". Se recuerda la muerte de seis palestinos israelíes el 30 de marzo 1976, tiroteados por las fuerzas de seguridad israelíes, mientras protestaban contra la expropiación de sus tierras.

La violencia de ese día se impuso nuevamente en la "Marcha de Retorno" en Gaza: Según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en el Cercano Oriente (UNRWA), desde que comenzaron las protestas hace un año, y hasta el 22 de marzo último, 195 palestinos han muerto y 29.000 habitantes de Gaza han resultado heridos. UNRWA culpa, en la mayoría de los casos, a los militares israelíes. Según las agencias de noticias, ha habido casi 260 víctimas palestinas y dos israelíes en los últimos doce meses.

También la organización israelí de derechos humanos B'Tselem, que trabaja por la reconciliación con los palestinos, ha planteado –en un comunicado de marzo de este año– graves acusaciones contra los militares israelíes: las muertes fueron "resultado directo de las órdenes de disparar, aparentemente ilegales, que recibieron los soldados sobre el terreno", afirma la ONG. "La comunidad internacional debe hacer valer todo su poder e influencia para obligar a Israel a cesar el fuego y cambiar su política", pide B'Tselem.

Hamás y el movimiento de protesta

El Ejército israelí se defiende en su página web. Los argumentos enumerados allí conducen directamente al corazón del debate que rodea los orígenes del movimiento de protesta en Gaza.

Las manifestaciones, explica el analista político palestino Tareq Baconi, en el portal independiente "972", fueron originalmente ideadas por un grupo de unos 20 activistas, fundamentalmente seculares o de izquierda. Muchos palestinos observaron con grandes esperanzas estas manifestaciones de una nueva cultura política. "Los palestinos se encuentran en una encrucijada", dice Baconi: "En lugar de exigir su Estado, están exigiendo ahora sus derechos. Avanzan hacia un movimiento de derechos civiles, y Gaza marca el camino".

Pero luego, continua Baconi, Hamás asumió el liderazgo del movimiento: "Creo que Hamás está interviniendo en todo, pero Hamás también equipó al movimiento con la infraestructura necesaria para que pueda expandirse".

Expansión de la zona de combate: jóvenes palestinos también protestan en Cisjordania.(Reuters/M. Torokman)

Expansión de la zona de combate: jóvenes palestinos también protestan en Cisjordania.

Los argumentos del Ejército

Este análisis coincide, aunque involuntariamente, con el de las Fuerzas Defensivas de Israel (FDI). Hamás secuestró el movimiento, según las FDI, que consideran a Hamás como una organización altamente peligrosa.

A lo largo del año, Hamás disparó más de 1.300 cohetes y morteros contra la población civil israelí. Además, desde fines de 2017, las FDI han neutralizado un total de 17 túneles, muchos de ellos cerca de la frontera. A través de los túneles, la bloqueada Franja de Gaza se provee tanto de suministro para la vida diaria, como de armas.

Hamás se infiltró en la iniciativa supuestamente "civil" en la valla fronteriza, argumentan las FDI. De ahí que, muy pronto, los manifestantes comenzaran a lanzar cócteles molotov, granadas y otros dispositivos explosivos. "Bajo la protección de esta fuerza, también se produjeron ataques a la infraestructura de defensa israelí, seguidos de infiltraciones en territorio israelí y ataques contra las fuerzas y posiciones de las FDI, así como a la infraestructura militar", prosiguen las FDI. Contra estos ataques, que habrían amenazado con volverse masivos, habrían actuado las FDI. Además, Hamás utiliza el alto número de víctimas con fines propagandísticos con el objetivo es deslegitimar las operaciones militares israelíes, afirman.

El futuro de las protestas

No está claro cómo se desarrollarán las demostraciones a largo plazo. Las protestas son riesgosas también para Hamás, escribe el diario israelí Haaretz, señalando que el movimiento "Queremos vivir" apuesta, sobre todo, por mejores condiciones de vida para los palestinos. De modo que no se puede excluir que las manifestaciones en la valla fronteriza, en algún momento, se vuelvan contra Hamás.

Kersten Knipp (rml/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda