Gabinete alemán aprueba fórmula para privatización de empresa ferroviaria | Europa | DW | 30.04.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gabinete alemán aprueba fórmula para privatización de empresa ferroviaria

El gabinete ministerial alemán, liderado por la canciller Angela Merkel, aprobó hoy la privatización parcial de la empresa estatal de ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn (DB) a finales de año.

A última hora del lunes, el gobierno alemán, formado por la Unión Democristiana (CDU) de Merkel y el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), había acordado abrir el proceso de privatización parcial poniendo fin a varios años de disputas políticas sobre la cuestión.

Esta mañana, el Ejecutivo alemán confirmó la privatización del 24,9 por ciento del capital de Deutsche Bahn. Con ello, los ferrocarriles germanos son la última gran empresa estatal alemana que se abre al capital privado.

La privatización parcial, que según las últimas informaciones se materializará a partir de noviembre o diciembre, sólo afectará a los trenes de viajeros y mercancías, mientras que los 34.000 kilómetros de red ferroviaria, el abastecimiento energético y todas las estaciones seguirán en manos estatales.

Se calcula que la salida a bolsa de Deutsche Bahn generará unos ingresos de cerca de 7.800 millones de euros (cerca de 12.144 millones de dólares).

De esa cantidad, alrededor de dos tercios se emplearán en la modernización de la red ferroviaria, en el servicio de transporte, en medidas para limitar la contaminación acústica y en la renovación de viejas estaciones.

El resto, según lo acordado, será usado para sanear el presupuesto federal, siguiendo la propuesta del SPD.

Con la salida a bolsa del 24,9 por ciento de las actividades de mercancías y pasajeros "se abre un nuevo mundo para Deutsche Bahn", enfatizó hoy su presidente, Hartmut Mehdorn.

"Los clientes serán los que más provecho saquen", destacó el ministro alemán de Transportes, Wolfgang Tiefensee, para el que la solución alcanzada es la mejor pues con ella se asegura que los capitales especuladores no podrán desembarcar en la empresa ferroviaria.

"Queremos reducir los puntos en los que los trenes se colapsan, modernizar lo antes posible las estaciones antiguas y controlar el ruido", agregó.

Por su parte, los 237.000 empleos del grupo están asegurados al menos hasta 2023, aseguró Mehdorn.

Los detalles de la operación se presentarán en un contrato de participación entre el Estado alemán y Deutsche Bahn y en una propuesta de los dos partidos de la "Gran Coalición" que será presentada el 6 de mayo en la Cámara baja del Parlamento alemán, el Bundestag.