G7: unidos en Irún contra la cita de Biarritz | El Mundo | DW | 23.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

G7: unidos en Irún contra la cita de Biarritz

Medio millar de personas se preparan para protestar –a distancia– contra la cumbre del Grupo de los Siete: durante tres días, activistas políticos harán propuestas altermundistas en la ciudad española de Irún. Un prólogo

A seis kilómetros de Irún, la ciudad vasca ubicada a un tiro de piedra de la frontera franco-española, tiendas de campaña para aproximadamente quinientos activistas altermundistas han sido erigidas en un campamento vacacional abandonado: allí se han asentado para protestar, a distancia, contra la cumbre del G7, el septeto de países con mayor grado de industrialización. El encuentro de mandatarios comenzará este sábado (24.8.2019) en la urbe francesa de Biarritz. Al mismo tiempo, los activistas se reunirán en el centro de convenciones de Irún para promover un modelo de globalización distinto del promulgado desde la perspectiva económica neoliberal.

Debate de ideas

“Los líderes de los Estados más poderosos se toman la atribución de decidir e implementar medidas que, lo quieran o no, tienen efecto sobre todo el mundo. Eso es algo que debería hacer la Organización de las Naciones Unidas, que cuenta con gremios diversos y pertinentes para ello”, sostiene el alemán Hugo Braun, uno de los pocos activistas dispuestos a dar su nombre y su apellido al ser entrevistado por DW. La mayoría de las personas en el campamento improvisado prefiere resguardar su anonimato; el temor a que haya agentes de la policía civil francesa infiltrados entre ellos es generalizado. Braun, por cierto, no pernoctará en el campamento.

El pensionista ha preferido alquilar algo más acorde con su edad y su constitución física, como él mismo dice: una habitación de hotel. Braun aclara, eso sí, que él viene protestando contra las citas del G7 desde antes de jubilarse. Desde hace veinte años, asegura, cuando comenzaron las manifestaciones altermundistas. Como es costumbre, el alemán ha hecho acto de presencia en Irún en representación de la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana (attac). Braun asistirá a los tres días de debates en el pabellón de Irún, que queda a treinta kilómetros del lugar que acogerá a los jefes de Estado y de Gobierno.

G7 Gipfel Proteste (DW/B. Riegert)

El pensionista alemán Hugo Braun, presente en representación de attac.

Irún, en la mira

Las ideas y demandas de los altermundistas son numerosas y variadas; van desde campañas para desarmar a las Policías hasta las que claman por el reconocimiento de los derechos del pueblo palestino, pasando por llamados a poner fin a la globalización y las contrapropuestas de reformar una globalización inevitable. A eso se suma el clamor por el fin de las políticas económicas neoliberales y la prohibición absoluta de todas las armas nucleares. “La oferta es tan amplia que resulta difícil abarcarlas todas”, admite Braun sin rastro alguno de ironía. Las exigencias que se les hace a los mandatarios del G7 no se dejan resumir en tres frases.

Los activistas que se aglutinan para manifestar su rechazo al orden mundial prevalente son muy diversos y no se han concentrado solamente en Irún. Aunque estimar el número de manifestantes altermundistas atraídos por la reunión del G7 en Francia no es fácil, el Ministerio del Interior galo calcula que habrá tres mil agentes policiales en Irún y otros diez mil en Biarritz para mantener el orden. El “hombre fuerte” de París, Emmanuel Macron, debe estar cruzando los dedos para que esos uniformados sean suficientes.

(erc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 


DW recomienda

Publicidad