G7 realizará cumbre en Bruselas marginando a Rusia | Europa | DW | 24.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

G7 realizará cumbre en Bruselas marginando a Rusia

Decisión fue tomada en encuentro informal en La Haya, donde los mandatarios acuden a la Cumbre de Seguridad Nuclear.

Aprovechando la Cumbre de Seguridad Nuclear que los reunió en La Haya, los líderes del G7 realizaron un encuentro este lunes (24.03.2014) donde decidieron ausentarse de la cumbre del G8 que se realizaría en junio en Sochi, Rusia, y convocar otra del G7 a realizarse en Bruselas. Esto, como una forma de expresar el desagrado de sus miembros por la anexión de Crimea por parte del gobierno de Vladimir Putin.

“Suspenderemos nuestra participación en el G8 hasta que Rusia cambie el rumbo y el clima vuelva a ser uno en el que el G8 pueda mantener una discusión significativa”, dijeron los líderes de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá mediante un comunicado. Las potencias consideran que Rusia violó principios del derecho internacional con su anexión.

Durante una hora, las autoridades debatieron sobre los últimos episodios en Ucrania y expresaron su apoyo a Kiev. Con la decisión de obviar a Rusia, el club informal de las potencias deja al margen a un país que participaba desde 1998 en los encuentros. El comunicado también asegura que los miembros del G7 evaluarán la aprobación de sanciones “significativas” que tendrían un importante impacto en la economía rusa.

El G7 busca aislar a Putin.

El G7 busca aislar a Putin.

Rusia puede vivir sin el G8

“El G8 es un club informal, no hay credenciales de membresía. Nadie puede echar a nadie”, respondió el ministro de Exteriores Ruso, Serguei Lavrov, y añadió que si esa era la decisión del G7, los asuntos de relevancia serían tratados en el G20. “No nos parece un gran problema que el G8 no se reúna. Se puede esperar un año o un año y medio y ver cómo funciona todo sin este formato”, comentó Lavrov.

El conflicto en Ucrania se ha tomado la agenda en La Haya, donde los jefes de Estado y de gobierno de más de 50 países se reunieron en el marco de la tercera Cumbre de Seguridad Nuclear, donde los peligros de las llamadas “bombas sucias” que podrían caer en manos de grupos terroristas fueron uno de los temas que se debatieron. También se evaluó positivamente la intención de reducir el material nuclear.

Rusia, por su parte, expresó su intención de seguir colaborando con la destrucción de armas químicas sirias. “Tenemos todas las razones para creer que se cumplirá con el calendario", dijo este lunes Lavrov. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aprovechó el foro para criticar la acción militar de Rusia en Ucrania, demostrando que cualquier otro asunto pasará a segundo plano en esta reunión ante la preocupación que genera la tensión entre Moscú y Kiev.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad