Gérard Depardieu: Fassbinder era un verdadero artista | Cine | DW | 27.12.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

Gérard Depardieu: Fassbinder era un verdadero artista

El actor que ha figurado en numerosas películas presentó la más reciente: “Small World”. En entrevista con Deutsche Welle, Depardieu recuerda su amistad con el fallecido director alemán Rainer Werner Fassbinder.

Depardieu en Berlín

Depardieu en Berlín

Desde hace más de 30 años Gérard Depardieu es el actor francés más popular y más famoso. Con hasta 5 actuaciones en las pantallas por año, ya ha rodado más de 150 películas de las cuales “El último metro” (1980) o “Cyrano de Bergerac” (1990) pasaron a ser clásicos. Ganó mucha popularidad con el papel de “Obelix” y el del “Conde de Montecristo”, una producción de varias partes para la televisión.

Este año, con Catherine Deneuve a su lado celebró éxitos con películas muy distintas como “Mammuth” y “Potiche” que igual como “Mis tardes con Marguerite” se estrenará en Alemania el año que viene. Por ahora, se le puede admirar como hombre enfermo de Alzheimer en la coproducción alemana-francesa “Small World” (título original: “Je n'ai rien oublié”, no he olvidado nada) basada en la novela del autor Martin Suter.

Hace poco presentó la película con ocasión del Festival de Cine Frances en Berlín.

Szenenbild Small World

En su salsa: una escena de "Small World"

Deutsche Welle: ¿Qué tan cercano le es este Konrad en “Small World”, personaje que conserva algo de infantil?

Gérard Depardieu: Es verdad que Konrad me resultó mucho más entrañable más que muchas personas capaces de recordarlo todo. Me agradan las personas que tienen 97 o 100 años, y que simplemente cuentan algo. Pero sólo me interesa si cuentan algo de su infancia o juventud. Los recuerdos que sólo tienen 10 o 20 años casi siempre son experiencias o situaciones más o menos penosas, con reacciones de las cuales uno siente más o menos orgullo.

En la película “Mis tardes con Marguerite” Usted juega el papel de un hombre sencillo que vuelve a descubrir a sí mismo al conocer a una señora de edad. Ahí también se trata de temas como el envejecimiento, la memoria y los recuerdos.

Me gusta rodar desde hace casi 30 años en hospitales o asilos de ancianos donde se ve a las personas en su soledad. Todos esos ancianos ya están solos. Son como Konrad. Ya no están acostumbrados a hablar y comunicarse. Están un poco aislados y parece que perdieron cierto sentido de la vida. Saben que corren el peligro de quedarse marginados de la vida. Me gustan los personajes que combaten esta pesadumbre con una cierta levedad.

Rainer Werber Fassbinder Archivfoto 1981

Rainer Werner Fassbinder

Usted conoció a Rainer Werner Fassbinder. ¿Le hubiese gustado de hacer una película con él? Fassbinder sólo rodaba cada escena una o dos veces. Este método de trabajar le debería de complacer.

En realidad, Rainer y yo deberíamos haber hecho 5 películas juntos. La última hubiese sido “Querelle”. Pero yo nunca tenía tiempo y por eso él siempre tomaba otros actores. ¡Pero Rainer sí que era un gran amigo!

¿Conoció a otros directores alemanes de aquellos tiempos?

Para mí, Rainer Werner Fassbinder era la persona con el talento más grande de esa época. Destacaba, más que personas como Werner Schroeter o Daniel Schmid aunque Schmid también tenía talento. También queríamos rodar “Berlín Alexanderplatz” juntos. Hanna Schygulla también estaba interesada en que así fuera. Como dije, en mi vida Rainer ha sido un verdadero amigo. Incluso Barbet Schroeder y Werner Schroeter pertenecían a ese grupo. Pero esos tiempos ya acabaron. Rainer Werner Fassbinder era un poeta, un verdadero artista. Era el relámpago en medio de la tormenta. Con los otros costaba más trabajo.

Autor: Jörg Taszman / Johanna Wollin

Editor: Enrique López

DW recomienda

Enlaces externos