Fukushima: se teme nube radioactiva sobre Tokio | Política | DW | 02.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Fukushima: se teme nube radioactiva sobre Tokio

Mientras los ingenieros siguen intentando reparar la averiada planta nuclear japonesa y detener la fuga radioactiva, el cambio de la dirección del viento podría arrastrar la radioactividad hasta Tokio.

default

Tokio podría ver crecer sus medidas de radioactividad en el ambiente.

Una grieta en el sótano de un reactor, radioactividad en el mar y, ahora además, el viento en contra. Si hasta el momento las partículas radioactivas emitidas desde averiada planta Fukushima- Daiichi habían volado hacia el Pacífico, parece que la situación puede cambiar este domingo.

Alerta para Tokio y costa suroeste de Honshu

La densamente poblada capital japonesa, Tokio, podría verse afectada, advierte el Servicio Meteorológico Alemán (DWD). Un modelo de cálculo del Instituto de Meteorología y de Geodinámica de Viena (ZAMG) muestra igualmente cómo la corriente del viento puede arrastrar en dirección suroeste la radioactividad liberada en Fukushima, publica el portal alemán de Spiegel Online. Además de Tokio, a unos 240 kilómetros de la central, la nube radioactiva atravesaría la región costera al suroeste de la isla Honshu, la más grande del territorio japonés, prevé el DWD.

Flash-Galerie Fukushima und Onagawa 2011 Karte Überblick Lage Japan

El viento podría soplar la nube radioactiva en dirección suroeste, afectando no sólo a Tokio, sino a toda la región costera al suroeste de la isla mayor, Honshu.

Agua de mar contaminada

A tres semanas del terremoto, tsunami e inicio del desastre nuclear japonés, se han detectado mediciones 4.000 veces por encima del límite legal en el agua de mar cerca de la planta Fukushima-Daiichi. Y aunque los ingenieros intentan contener el agua contaminada usando un tanquero flotante enviado a Fukushima para estos fines, los aún desconectados sistemas internos de enfriamiento de la central siguen siendo la clave para detener la fuga radioactiva.

El primer ministro de Japón, Naoto Kan, visitó por primera vez, este fin de semana, la región devastada por el sismo y posterior tsunami, además de por la avería nuclear. Entretanto, los ingenieros que intentan poner fin a la crisis en Fukushima podrían haber hallado la causa de una filtración radioactiva al mar.

Fuga al mar: ¿por grieta en pozo?

La operadora Tokyo Electric Power Co (Tepco), dijo que había encontrado una grieta en un pozo de concreto que estaba filtrando agua del reactor número 2 de la planta de Fukushima, con una medida de 1.000 milisieverts de radiación por hora.

Los expertos intentan confirmar la razón del alza de los niveles de radiación en el agua del mar cercano a la central que ha provocado la peor crisis nuclear del mundo desde Chernóbil. “Está podría ser la fuente", dijo Hidehiko Nishiyama, subdirector de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial (NISA).

Pero el funcionario advirtió que no podían estar seguros hasta después de algunos estudios, reporta la británica agencias de noticias Reuters. Según Nishiyama, Tepco ha vertido concreto en el pozo para parar la fuga.

Japan Atomkrise Naoto Kann

Naoto Kan en Rikuzentakata, este 2.04.2011

¿Desplazados?

"El Gobierno trabajará duro con ustedes hasta el final”, aseguró el primer ministro Kan, este sábado, a los refugiados en un campamento cercano al pueblo pesquero de Rikuzentakata, donde unas 28.000 personas están desaparecidas o muertas.

Pero algunos sobrevivientes parecen enojados porque Kan tardó tres semanas en visitar la zona del desastre. El primer ministro visitó también el centro deportivo que sirve de oficina a los equipos de emergencia que tratan de enfriar la planta de Fukushima-Daiichi.

El gobierno de Japón está valorando reubicar a las personas que viven en la región costera afectada por el Tsunami. Se baraja la posibilidad de que los residentes pasen a vivir a zonas más altas, para que la costa no se habilite como zona residencial, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo, citando a fuentes gubernamentales.

Pero, además de que la iniciativa supondría un desembolso considerable para el país, que ya está altamente endeudado, es de esperar que la población, especialmente los ancianos, se resistan a un traslado de tales dimensiones.

RML/dpa/rts

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad