Fuerzas de paz de la ONU reciben duro golpe en Sudán | El Mundo | DW | 13.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerzas de paz de la ONU reciben duro golpe en Sudán

Un ataque perpetrado por desconocidos asesinó a siete soldados de la misión pacificadora y dejó a 17 heridos, en la peor jornada para ese cuerpo en años.

La misión de paz conjunta de la ONU y la Unión Africana en la atribulada región de Darfur, en Sudán, sufrió un duro golpe este sábado (13.07.2013), cuando milicianos los atacaron en un camino, matando a siete soldados y dejando heridos a otros 17, entre ellos dos mujeres instructoras policiales, que generalmente desempeñan su trabajo sin armas.

El ataque ocurrió cerca de la ase de Manawashin, al norte de la capital estatal de Darfur del Sur, Nyala, y a 25 kilómetros al oeste de otra base de la misión de paz UNAMID, y supone el ataque más mortal recibido por las fuerzas en sus cinco años de trabajo por mantener la paz en la conflictiva zona.

“El equipo de UNAMID fue atacado con fuego pesado por un grupo no identificado. Tras un largo intercambio de fuego, la patrulla fue rescatada por refuerzos”, dice un comunicado. “La misión condena en los términos más duros posibles a los responsables de este atroz ataque a nuestros soldados que trabajan por la paz”, dijo el jefe de UNAMID, Mohamed Ibn Chambas.

Conflicto complicado

La autoridad añadió que los responsables “deben saber que serán perseguidos por este crimen y brutal violación del Derecho Internacional Humanitario”. Si bien la misión no informó de la nacionalidad de las víctimas, esa zona está bajo control de soldados de Tanzania. En el enfrentamiento, al menos uno de los atacantes resultó muerto.

Los rebeldes han estado luchando durante 10 años en Darfur en un conflicto con tintes étnicos y políticos. Activistas de derechos humanos, líderes tribales y expertos de la ONU han acusado a las fuerzas de seguridad de están relacionadas con las luchas tribales, y Chambas dice que como los soldados sudaneses también pertenecen a etnias distintas, es difícil distinguir quién pelea del lado de quién.

El conflicto estalló en 2003, cuando las milicias no árabes se sublevaron contra el Gobierno del presidente Omar Hasán al Bashir, a quien acusaban de marginar a la región sudanesa. En respuesta, Al Bashir envió a las milicias árabes para sofocar el levantamiento, dando lugar a un conflicto armado.

Medios locales aseguran que el ataque de este sábado podría haber sido perpetrado por fuerzas del gobierno, aunque las autoridades niegan esa posibilidad. Desde que comenzó la misión, a fines de 2007, 50 miembros de UNAMID han muerto en acciones hostiles, aunque raramente los responsables son capturados y juzgados.

DZC (AFP, Europa Press)

ADVERTISEMENT