Frutas cítricas: las súper frutas amantes del calor | Global Ideas | DW | 02.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Frutas cítricas: las súper frutas amantes del calor

Los cítricos están llenos de substancias saludables. Además, parecen adaptarse mejor que otros cultivos agrícolas al cambio climático.

Cuando el consumidor ve las coloridas y brillantes frutas en las canastas del verdulero, no siempre está consciente del largo viaje que éstas han realizado para llegar allí. Las naranjas, las toronjas y los limones se ven frescos y saludables pero esta apariencia puede ser engañosa. La cáscara de los cítricos es susceptible al moho que muy pronto después de la cosecha puede cubrir la fruta con una película aterciopelada. Para evitar que esto suceda, antes de su exportación, se rocía el fruto con una solución de cera que contiene el fungicida tiabendazol. La cera da brillo y evita que la fruta se seque. Pero el fungicida es ligeramente tóxico y no es apto para el consumo, al igual que la cáscara.

Orange Juice Sellers – Marrakesh, Morocco

Las naranjas y otros cítricos nos brindan valiosas vitaminas y sustancias saludables.

Lo saludable se encuentra detrás de la cáscara: una gran cantidad de vitamina C, B1 y E. Se ha comprobado que un vaso de jugo de naranja diario ya cubre los requerimientos de vitamina C de un adulto. En el siglo XX la Armada Británica incluyó en la dieta del personal de los buques el jugo de limón para evitar el escorbuto, una de las consecuencias de la falta de vitaminas. Otros componentes como el ácido fólico, el potasio, el selenio, y los carotenoides y flavonoides también hacen que la fruta sea un alimento saludable. Los estudios demuestran que, debido a su efecto positivo en los vasos sanguíneos, ciertos flavonoides pueden prevenir los infartos. Asimismo, los cítricos contienen otras sustancias más de este grupo que ayudan a contrarrestar la diabetes tipo 2 que a menudo se produce como consecuencia de la obesidad.

Desde el cinturón limonero hacia el mundo

La combinación de los refrescantes sabores agrio y dulce hace de los cítricos una de las frutas más populares. Mientras más tiempo permanezca la fruta al sol en el árbol, más dulce será; una vez cosechada, deja de producir azúcar. Los cítricos que han sido cosechados muy temprano son ácidos y, por lo tanto, es imposible obtener una maduración apropiada, durante o después del transporte como ocurre con otras frutas.

Aproximadamente 140 países conforman el amplio "cinturón limonero" que abarca las regiones subtropicales del mundo. Allí se cultivan los cítricos que luego son enviados a todas los puntos cardinales. Los cítricos se comercian en mayor cantidad que las manzanas, peras, cerezas y melocotones.

Navel Orangen, Florida

Los cítricos se producen en las zonas subtropicales comprendidas en el cinturón limonero.

Los cítricos son originarios de la India y la China. En el siglo IV a.C., Alejandro Magno los llevó a Grecia y Turquía. Más tarde, Cristóbal Colón llevó semillas de cítricos en su equipaje y las plantó en la isla caribeña La Española, hoy Haití. En 1654, llegaron a Sudáfrica los primeros árboles de naranja y limón provenientes de la isla de Santa Helena, en el Atlántico Sur. Sudáfrica es hoy en día el segundo mayor exportador de cítricos frescos después de España. El 2010, exportó 140.000 toneladas de limones y limas, principalmente a Europa y Asia.

Gran Bretaña es tradicionalmente un importador importante de cítricos provenientes de Sudáfrica. El autor británico Rudyard Kipling, famoso por su "Libro de la Selva", ya en 1902 hace referencia en una de sus cartas a los primeros envíos de frutas de Sudáfrica a Inglaterra. Frutas que consideraba "muy sabrosas". Debido al clima en Gran Bretaña, así como en otros países del Norte, el cultivo de cítricos al aire libre es impensable. Las plantas de limón, por ejemplo, son muy sensibles al frío y prefieren crecer en condiciones subtropicales.

El cambio climático trae ventajas y desventajas para las saludables frutas

Se estima que, en comparación con otras frutas, los cítricos inicialmente podrán afrontar el cambio climático relativamente bien. Según un estudio sobre el impacto del aumento de temperaturas en diversos cultivos agrícolas, realizado el 2007, se concluyó que la superficie mundial que ocuparán por los naranjos, a los que les gusta el clima cálido, se incrementará ligeramente para el año 2055. Los investigadores calculan, además, que el tamaño de la superficie adecuada para el cultivo de limones disminuirá en aproximadamente un 10 por ciento. Por su parte, en el caso del trigo, ésta disminuirá en un 18 por ciento y en un 32 por ciento en el caso de las fresas.

Citrus Greening

La enfermedad HLB hace que los frutos sean verdes y amargos.

"Calculamos que inicialmente el cambio climático no afectará significativamente a las plantaciones de limón", dijo Tim Grout, del Instituto "Citrus Research International". Los productores de cítricos de Sudáfrica, cuya sede está en Nelspruit (Mbombela). "Si la temperatura subiera más de uno o dos grados, el rendimiento de las plantaciones podría disminuir ya que las plantas dejarían caer sus frutos prematuramente", dijo Grout. Las variedades de limón sin semilla son particularmente sensibles.

Otros expertos sostienen que las pérdidas de cultivos podrían ocurrir debido al aumento del riesgo de plagas. La más temida es la del piojo psílido asiático, propagador de la enfermedad bacteriana incurable Huanglongbing (HLB), también conocida como "enverdecimiento de los limoneros" que ataca las venas de las hojas causándoles una coloración amarillenta. Además, debilita la planta que entonces produce frutos amargos, deformes e incomestibles, hasta que con el tiempo muere.

El calentamiento del clima va a afectar principalmente a los pequeños productores de limón. Sin embargo, en términos de la producción nacional, la pérdida no será perceptible, explicó Tim Grout. Esto debido a que en Sudáfrica el limón se cultiva en tres zonas climáticas diferentes: en las regiones bajas y semi-tropicales, ubicadas al noreste del país, como Limpopo y KwaZulu-Natal; en las zonas subtropicales altas; y finalmente, en la zonas más frías y cercanas al mar.

Traslado a zonas de clima más benigno, cuando llegue el calor

Citrus Psylla

Los piojos (aquí en estadio inmaduro) son los propagadores de la enfermedad bacteriana HLB.

"En caso de que un día el clima llegue a ser demasiado cálido para los limones en Limpopo, los cultivos se podrían trasladar hacia zonas más cercanas a la región del Cabo Oriental, donde ya se cultivan la mayoría de los limoneros", explicó Grout. Aparte de poder “relocalizar” sus cultivos, la diversidad climática de Sudáfrica tiene muchas otras ventajas. Una gran variedad de cítricos se pueden cultivar en condiciones óptimas en diferentes zonas, dependiendo de las preferencias de las plantas. Eso da lugar a una prolongada temporada de cosecha. De momento, el pomelo y la mandarina crecen bien en los climas más septentrionales y las naranjas, por su parte, crecen mucho mejor en el sur del país.

En los países donde el clima no es tan benigno como el de Sudáfrica, los agricultores se ven obligados a buscar especies de frutas y verduras resistentes al calor y la sequia. "Bioversity International" (Roma), una organización de investigación independiente, llegó a la conclusión de que, desafortunadamente, desde hace años, diecinueve países africanos invierten cada vez menos en el desarrollo de nuevas especies. Sin embargo, tienen que hacerlo desde ahora, ya que se necesitan varios años para producir nuevas especies de plantas que se adapten a las condiciones climáticas cambiantes.

Autora: Ulrike Gebhardt / CS
Editora: Emilia Rojas

Enlaces externos

Publicidad