Francia: las pensiones dividen a la nación | Europa | DW | 06.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Francia: las pensiones dividen a la nación

Huelga en Francia, nación en crisis: la pelea es por la pensión. El sistema de pensiones francés es confuso. ¿En dónde está el problema? Los jubilados viven mejor que en Alemania.

Para muchos de los trabajadores del sector público que están en huelga, las cosas cambiarán si el gobierno del presidente Emmanuel Macron lleva a cabo su reforma de pensiones. Si, "trabajaremos más", dice el líder sindical Philippe Martínez, de la CGT, en la televisión francesa. La desigualdad aumentaría y las pensiones disminuirían, opinan.

Un sistema unificado de puntos

Nadie conoce los detalles de la propuesta. Aunque desde hace un año y medio, un enviado especial del gobierno ha estado preparando la reforma de las pensiones, y ha hablando con todos los actores. Pero no se sabe mucho. Solo que el sistema de pensiones sería unificado, y basado en un sistema de puntos para dar "incentivos" para trabajar más tiempo.

De hecho, Francia no tiene un sistema de pensiones, sino 42 sistemas individuales. Para trabajadores ferroviarios, para empleados del sector energético o para el "Banque de France”, para mineros o para los mimos de la "Comédie Française”. Los sistemas individuales se remontan en parte a la época de Luis XIV y por ello, los marineros pueden retirarse a los 52 años y medio de vida. Otras ventajas se introdujeron en la década de 1950, incluso en la época de De Gaulle, y todavía permiten, por ejemplo, que los empleados ferroviarios se retiren a la edad de 57 años, a más tardar.

Sin embargo, un empleado ferroviario gana significativamente menos en los primeros años de su carrera que sus colegas del sector privado. El trato incluye la esperanza de mejores ingresos en años posteriores. El gobierno ahora quiere, unilateralmente, rescindir ese acuerdo.

Pensionados en Francia tienen mayor nivel de vida

Por lo general, un francés se jubila a la edad de 62 años; en Alemania, la edad de jubilación se eleva gradualmente a los 67 años. En Alemania, el nivel de pensiones, la relación entre pensiones y salarios, caerá incluso en 2020 del actual 48,2 al 48,1 por ciento.

"Francia”, por su lado, "es uno de los pocos países de la OCDE donde los jubilados no solo pueden mantener su nivel de vida", sino que están "ligeramente por encima de la población total", dice Monika Queisser, analista de pensiones, al periódico berlinés Die Welt.

Eso tiene su precio. El déficit de los fondos de pensiones franceses podría aumentar a 17 mil millones en 2025. Actualmente, el subsidio fiscal anual para las pensiones en Francia es de 8 a 9 mil millones de euros, según el periódico alemán "Die Zeit”. En Alemania, en cambio, se espera que el seguro de pensiones cierre el año financiero 2019 con un superávit de poco más de dos mil millones de euros. Así, los alemanes actualmente pagan contribuciones de pensiones de menos del 20 por ciento del salario, mientras que en Francia la tasa es del 28 por ciento.

Según los datos de la OCDE, Francia destina alrededor del 14 por ciento de su rendimiento económico al sistema de pensiones, en comparación con el diez por ciento en Alemania. Sin embargo, Alemania es un país en donde los mayores de 65 años tienen mayor riesgo de caer en la pobreza que los adolescentes de hasta 18 años, según un estudio hecho entre los 41 estados de la UE y la OCDE. Y, de hecho, en Alemania, una de cada dos personas temen la pobreza en la vejez.

"Muchos analistas se resisten a creer que Alemania, siendo económicamente tan fuerte, tenga un plan de pensiones con promesas de tan bajo rendimiento", dijo a Handelsblatt Christian Thimann, asesor del exjefe del BCE, Mario Draghi.

Desconfianza en Macron

La última vez que un gobierno en París intentó reformar su sistema de pensiones fue hace casi un cuarto de siglo. Aquella vez, en 1995, las protestas comenzaron el 5 de diciembre, como ahora. Unas semanas más tarde, la reforma fue retirada, y el primer ministro Alain Juppé tuvo que irse.

Los sindicalistas de la SNCF y el metro de París se alistan para una huelga indefinida: hasta Navidad, dicen. La próxima semana, el jefe de gobierno, Édouard Philippe, quiere presentar finalmente los detalles de su reforma de pensiones. Podría ser muy tarde.

(jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

 

DW recomienda