Francia: ¿de verdad ganó Le Pen y perdió Macron? | Europa | DW | 27.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Francia: ¿de verdad ganó Le Pen y perdió Macron?

El presidente galo sufrió una derrota y la ultraderechista Agrupación Nacional fue el partido más votado en las elecciones europeas. Pero Le Pen quizás debería esperar antes de festejar.

Tras las elecciones europeas, el gobierno de Emmanuel Macron debió soportar cierta resaca, pero no más que eso. La portavoz gubernamental Sibeth N'diaye rechazó categóricamente la exigencia de Marine Le Pen, quien junto a su partido ultraderechista Agrupación Nacional (AN) ganó las votaciones y puso sobre la mesa la propuesta de disolver la Asamblea Nacional: por supuesto que no se disolverá el Parlamento y todo lo demás sigue tal como estaba.

Pese a la presión de AN, en el Elíseo la reacción tras las elecciones fue relajada. "Si terminas en el segundo lugar, no puedes decir que ganaste", admitió el primer ministro galo, Edouard Philippe, la tarde de las elecciones. Pero un reordenamiento del gabinete o la salida de Philippe como respuesta a los resultados de las elecciones no es algo que esté en los planes, aseguró también N‘diaye.

Le Pen, altisonante

La misma noche de las elecciones, Le Pen agradeció entusiasta a sus electores, que votaron "con dignidad". También le negó toda legitimidad al gobierno de Macron: según las últimas cifras, la derecha populista fue la ganadora, sin duda. Con el 23,31 por ciento, Agrupación Nacional superó por casi un punto al partido gobernante. La República en Marcha, en tanto, alcanzó el segundo lugar, con el 22,41 por ciento. Para Le Pen, fue "el triufo del pueblo".

Marine Le Pen.

Marine Le Pen.

Los expertos, sin embargo, son más ponderados. Bruno Cautrès, politólogo del think tank parisino Cevipof, advierte que tomar los resultados de las elecciones europeas como predicción de lo que serán las presidenciales no es correcto. Los franceses están acostumbrados a votar en dos rondas, dice Cautrès: la primera siempre es radical, la segunda, más moderada. Además, hay que considerar que los 5,7 millones de votos que obtuvo el partido de Le Pen están lejos de los casi 8 millones que sumó en las elecciones de 2017. Estos números también fueron analizados en el palacio del Elíseo.

La ola verde

Vale la pena echar un vistazo a los números que se esconden tras el bullicio montado por Le Pen. Y estos nos entregan una imagen más equilibrada: en las encuestas previas a las elecciones, Macron quedaba en muy mal pie. En un sondeo del barómetro YouGov, más de la mitad de los consultados se mostraba crítico con el gobierno.

Yannick Jadot, cabeza de lista de Los Verdes.

Yannick Jadot, cabeza de lista de Los Verdes.

Pero, en comparación con sus predecesores, Macron no tuvo un mal desempeño en las urnas. En Francia, las elecciones europeas siempre han sido un medio para dar una lección a los gobiernos. Por ejemplo, el presidente socialista Francois Hollande terminó tercero en 2014, diez puntos por detrás de Marine Le Pen. Jacques Chirac perdió hasta  12 puntos frente a la oposición de entonces.

En este escenario, la distancia que separa a Macron de Le Pen parece un éxito para el presidente. La verdadera sorpresa para los franceses es el crecimiento de Los Verdes. Especialmente los más jóvenes se sienten atraídos por el discurso de ese partido. Con el 13,47 por ciento de los votos se convirtieron, por primera vez, en el más fuerte de la izquierda; la "ola verde" sacó una tajada importante a los socialistas (un 20 por ciento de los votos de estos se fueron a Los Verdes) y otro tanto a la República en Marcha (14 por ciento). Que los votantes jóvenes del partido del presidente se fueran a Los Verdes, eso sí debería hacer reflexionar a los expertos en el Elíseo.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

(dz/ers)

 

DW recomienda