Fiscalía suiza investiga a Beckenbauer por Mundial 2006 | Futbol Internacional | DW | 01.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Fiscalía suiza investiga a Beckenbauer por Mundial 2006

Sobre el ídolo del balompié germano pesan sospechas por fraude y lavado de dinero durante la organización del torneo disputado en Alemania.

La Fiscalía de Suiza informó este jueves (01.09.2016) que abrió una investigación contra el alemán Franz Beckenbauer, ídolo del fútbol alemán y presidente del comité que organizó el Mundial de Alemania 2006, sobre quien pesan sospechas de fraude y lavado de dinero. De esta forma, el Ministerio Público suizo confirmó versiones previas entregadas por el semanario alemán Der Spiegel.

“En nombre de la Oficina del Fiscal General de Suiza confirmo que hay una operación en curso con respecto al tema mencionando en su pregunta”, dijo una portavoz del organismo de justicia cuando se le preguntó sobre el tema. Horas más tarde la entidad confirmó que el caso fue abierto contra Beckenbauer y otras tres personas, y que las pruebas han sido recogidas en ocho lugares distintos de Alemania y Austria.

Tres de los sospechosos son alemanes miembros antiguos o actuales del Comité Ejecutivo de la FIFA: Beckenbauer, Theo Zwanziger y Wolfgang Niersbach. El cuarto dirigente investigado es Horst Schmidt, vicepresidente del comité organizador del Mundial de 2006. Beckenbauer ha negado en el pasado cualquier irregularidad en la organización del torneo y este jueves no ha emitido declaraciones.

Pago millonario en entredicho

El escándalo en torno a la concesión del Mundial estalló en octubre de 2015, cuando salió a la luz un sospechoso pago de 6,7 millones de euros que Beckenbauer y su socio Robert Schwan -con la ayuda de Robert Louis-Dreyfus, entonces presidente de Adidas- realizaron en 2002 a una cuenta de Qatar a nombre del ex miembro de la FIFA Mohamed bin Hammam.

En 2005, el comité organizador devolvió los 6,7 millones a Louis-Dreyfus, pero el pago se camufló deliberadamente como una contribución para una gala del Mundial que nunca se celebró. Alemania fue elegida como sede del torneo en 2000 por el comité ejecutivo de la FIFA, en una elección en la que se impuso 12-11 sobre Sudáfrica. Para ellos fueron decisivos los apoyos europeos y asiáticos, además de la sorpresiva ausencia en la votación del neozelandés Charles Dempsey.

DZC (dpa, Reuters, AP)


DW recomienda

Publicidad