Fiscalía peruana pide prisión para pederastas religiosos | América Latina | DW | 13.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Fiscalía peruana pide prisión para pederastas religiosos

La Fiscalía del Perú pidió nueve meses de prisión preventiva contra miembros del grupo Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), entre ellos el fundador Luis Fernando Figari, por presuntos abusos sexuales contra menores.

"Hemos sido notificados con la resolución que formaliza la denuncia penal contra Figari y otros exmiembros y algunos incluso miembros (del SVC), por asociación para delinquir y lesiones psicológicas graves", dijo el abogado de las víctimas del grupo católico, Héctor Gadea, en canal N.

Además de Figari, actualmente radicado en Roma por disposición del Vaticano, la Fiscalía pidió ante el Poder Judicial prisión provisional contra Virgilio Levaggi, Jefrey Daniels y Daniel Murguía por peligro de fuga. Hasta el momento no se conoce la fecha de la audiencia que resolverá el pedido.

Contra otros dos miembros del SVC, Ricado Treneman y Óscar Tokumura, la Fiscalía solicitó comparecencia restringida, lo que implica que necesitan permiso de un juez para cambiar de domicilio o salir del Perú.

"Mitad monjes, mitad soldados" relata los delitos

Después de varios años de protección, el SVC culpó tras una investigación interna a la cúpula de cometer abusos de diverso tipo contra 19 menores y 10 mayores de edad, entre 1975 y 2002.  El escándalo tomó fuerza en 2015 cuando el periodista Pedro Salinas, exmiembro del grupo, publicó un libro que reúne testimonios de varios hombres y una mujer que eran adolescentes cuando estaban en el SVC y que hoy pasan de los 40 años. 

Según los testimonios, la cúpula del grupo, en la que había algunos sacerdotes, aunque la mayoría de integrantes no lo eran, cometió en forma reiterada abusos físicos y psicológicos. 

Varios testigos narraron para el libro "Mitad monjes, mitad soldados" la forma en que Figari los obligaba a tener relaciones sexuales bajo ofrecimientos y amenazas de supuesto contenido religioso.

El SVC fue fundado en 1971 por Figari, entonces profesor de religión en exclusivos colegios limeños. La organización contó siempre con el respaldo de la Iglesia católica. A pesar de que miembros del SVC presentan la estancia de Figari en Roma como un castigo, sus críticos recuerdan que en la capital italiana vive en un departamento de lujo y cuenta con secretarios y otras comodidades.

JOV (dpa, AgenciaAndina, WRadio)

DW recomienda