Fiscalía peruana incauta inmuebles de la familia Humala | América Latina | DW | 07.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Fiscalía peruana incauta inmuebles de la familia Humala

Cinco propiedades, presuntamente adquiridas con dinero ilícito, pasaron a manos del Estado. La expareja presidencial acusa “linchamiento político”.

La Fiscalía peruana incautó este lunes (07.05.2018) cinco viviendas del expresidente Ollanta Humala, su esposa, Nadine Heredia, y allegados a ellos, por presuntamente haber sido adquiridas con dinero ilícito. El operativo fue encabezado por el fiscal anticorrupción Germán Juárez, quien contó con apoyo de la Policía Nacional. Se les dio un plazo de siete horas para abandonar el lugar, informó un abogado de la pareja.

El Ministerio Público informó que la diligencia se realizó tras obtener la autorización judicial y tenía como objetivos cinco inmuebles en los distritos de Surco, La Molina, La Victoria y Lurín, que son ocupados por la familia Humala e hijos, la madre de Heredia y una amiga de la exprimera dama. La incautación de los inmuebles "implica su desposesión y entrega a Pronabi (Programa Nacional de Bienes Incautados), debido a que han sido adquiridos presuntamente con dinero ilícito", explicó la Fiscalía.

"Hay una orden de incautación para que se le quite la casa a Ollanta y Nadine, lo que es un acto absolutamente inconstitucional", dijo el abogado César Nakazaki, quien afirmó que sus defendidos acatarán la medida. El hermano de la exprimera dama, Ilán Heredia, llegó a la casa de su madre y declaró a la prensa que "hace una semana le embargaron" a su hermana "su casa, para que no pueda venderla".

"Nos quieren en la calle”

"(La) autorización judicial también ordena la incautación de cuentas bancarias. Esta diligencia no implica la búsqueda de pruebas", anunció la Fiscalía a través de la red social Twitter. El operativo ocurre apenas unos días después de que Humala y Heredia fueran dejados en libertad, tras permanecer nueve meses en prisión preventiva, en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht.

El exmandatario calificó lo sucedido como un "linchamiento político” y "abuso”. En el frontis del hogar incautado, aseguró que la acción es una "acción vengativa” y sostuvo que no tienen otra vivienda familiar donde vivir con sus tres hijos menores. Por ese motivo, él y su esposa invocaron "a las autoridades a que revisen esta medida y la reviertan". "Estamos dispuestos a pagar un alquiler por vivir en nuestra casa", acotó.

Nadine Heredia, por su parte, aseguró que "nos quieren poner en la calle; no solamente tenemos tres hijos, sino que tenemos que afrontar nuestra vivencia con ellos después de una prisión arbitraria". Agregó que estaba indignada. "Prefiero mil veces que se agarren contra mí a que se agarren contra mis hijos. Los inmuebles ya están hace tiempo con embargos, no podemos transferirlos ni venderlos", expresó Heredia.

DZC (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda